Modelo introdujo al mercado el uso de íconos y el ‘mouse’ en las computadoras

Por: Monserrath Vargas L. 25 enero, 2014

El 22 de enero 1984, Apple se proponía revolucionar el mercado informático al mostrar un comercial con su más reciente innovación: la computadora Macintosh 128k.

El escenario para exhibirla fue el Super Bowl (final de fútbol americano en Estados Unidos) y se presentó dos días antes de su lanzamiento oficial, que fue el 24 de enero de ese mismo año.

La estrategia les aseguró que miles de personas se enteraran de la llegada del nuevo dispositivo, que contaba con una interfase más fácil de usar, íconos, 128 k de memoria RAM y que carecía de complicados comandos para funcionar.

Además, su “bajo” precio de $2.495 –cuando los equipos más baratos eran de $10.000– y la introducción de un pequeño pero útil aparato: el mouse , la convirtieron, a la vez, en éxito y revolución.

El equipo tras esta hazaña estuvo integrado por George Crow, Joanna Hoffman, Burrell Smith, Andy Hertzfeld, Bill Atkinson y Jerry Mannoc.

“No lo hemos inventado todo, pero hemos hecho que todo se volviera accesible y fácil”, comentó entonces Randy Wigginton, uno de los primeros empleados de Apple, a la agencia de noticias AFP.

El mismo Steve Jobs, presidente de Apple, presentía lo que esta computadora iba a causar: “Estamos en las etapas iniciales de lo que será un avance realmente notable para la mayoría de la gente, tan notable como la creación del teléfono”.

En un principio quienes más la utilizaron fueron los creadores de música y los fotógrafos. También la adoptaron los interesados en hacer programación, efectos visuales y, por último, quienes dedicaron el nuevo modelo a las finanzas y los negocios, como consta en un gráfico interactivo en el sitio de Apple que los usuarios alimentaron.

Crítica. La compañía de la manzana no solo quería brillar con su nuevo producto estrella, sino también “golpear” a IBM, por considerar desmedido su deseo de acaparar el mercado informático.

Esto resulta irónico hoy pues 30 años después, Apple ha librado muchas batallas contra Samsung , acusándola de violar sus patentes, con tal de mantener el liderazgo conseguido en el mercado con los teléfonos iPhone, las tabletas iPads y las computadoras Mac que son descendientes directas de la “treintañera” Macintosh 128k.

El golpe contra IBM se dio con ayuda del comercial que lanzaba el producto y que llevaba por título 1984 . El video aludía al libro homónimo de George Orwell que trataba de un “Gran Hermano” que estaba dispuesto a controlarlo todo.

En el anuncio se veía a una joven atleta (Apple) que le lanzaba un pesado mazo a una pantalla enorme donde hablaba el “Gran Hermano” (IBM), logrando quebrarla en mil pedazos y silenciarlo.