Por: Álvaro Murillo 20 diciembre, 2012

El Consejo Superior del Poder Judicial fijó en ¢379.400 el monto que como salario base regirá en el 2013 para las sentencias penales, pensiones alimentarias y sanciones en materia laboral, así como algunos impuestos vigentes.

Este monto supera en casi ¢20.000 el que rigió durante el año 2012, de ¢360.600.

El nuevo salario base lo fijaron los miembros del Consejo Superior el pasado 11 de diciembre, en su sesión 107. Cumplieron así con el mandato del artículo 2 de la Ley N.° 7337.

El ajuste entrará en vigencia a partir del primer día de enero del 2013, aunque la decisión aún no se ha publicado en el diario oficial La Gaceta . “Cabe señalar que dicho cambio afectará leyes como el Código Penal, Ley de Pensiones Alimentarias, Código de Trabajo, entre otros”, se lee en un comunicado de la firma de asesoría legal BDS Asesores.

El año pasado, la variante fue de ¢44.000 y en el cambio de calendario anterior (del 2010 al 2011) fue de ¢23.000, según se informa en el sitio del Ministerio Público.

Etiquetado como: