Discapacidad, adultos mayores y maltrato animal, entre los intereses de Rita Chaves y Martín Monestel

Por: Aarón Sequeira 10 mayo, 2013
 Rita Chaves y Monestel fueron recibidos en Zapote por el Ministro de la Presidencia, Carlos Benavides. Foto: Pablo Montiel.
Rita Chaves y Monestel fueron recibidos en Zapote por el Ministro de la Presidencia, Carlos Benavides. Foto: Pablo Montiel.

San José (Redacción). El Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) exigió esta mañana, en la reunión de su jefa de fracción, Rita Chaves, con la presidenta de la República, Laura Chinchilla, que se vote proyectos de su interés en el plenario, antes que dar los tres votos de su partido para iniciativas de otros partidos políticos.

La nueva jefa del PASE explicó que la agenda de su bancada tiene como ejes los proyectos en salud pública, población con discapacidad, atención de los adultos mayores y la penalización del maltrato animal.

En el encuentro con las autoridades del Poder Ejecutivo también participó el subjefe de la bancada y primer secretario del directorio del Congreso, Martín Monestel.

El Partido Liberación Nacional (PLN) rompió su acuerdo con el PASE en días pasados, antes del 1.º de mayo, pues quiso volver a tomar el control del directorio legislativo.

El acuerdo por el cual la agrupación pasista le dio al PLN control de comisiones parlamentarias fundamentales no incluyó una agenda de proyectos específica, aunque Rita Chaves indicó que sí se dio avance en el trámite de varios expedientes, pero no la votación.

“No colaboraremos en nada más si no avanza esta agenda del PASE en su votación del Plenario”, dijo la diputada.

Entre los expedientes que señaló la congresista están la Ley de Autonomía de las Personas con Discapacidad, la creación de comisiones institucionales de discapacidad, la declaración de interés público de la lucha contra el cáncer, el fortalecimiento del Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam), la protección integral de las personas autistas, la Ley contra el Maltrato Animal, una reforma a la Ley de Tránsito para devolver recursos que le quitaron al Cuerpo de Guías y Scouts y al Patronato Nacional de Rehabilitación, y finalmente un plan de aplicación real de la ley 7.600, de protección a las personas con discapacidad.

Después del 1.º de mayo, sobrevivió un acuerdo parcial entre PASE y Gobierno, según el cual ese partido votó por la mayoría de candidatos oficialistas al directorio legislativo, y mantenían un puesto en el directorio, el de control administrativo del Parlamento.