Transitorio para sector construcción está abierto hasta el viernes 19 de abril

 15 febrero, 2013

Más de 60.000 extranjeros que viven en estado de vulnerabilidad legalizaron su estatus migratorio en el país, tras el régimen de excepción que aplicó la Dirección de Migración y Extranjería desde mayo del 2012.

Freddy Montero, director interino de la institución, dijo que, a pesar de la reducción en los costos económicos del proceso, no se alcanzó la meta de formalizar la residencia de 100.000 extranjeros.

El valor de los trámites osciló entre $99,5 y $183,50 por persona.

“Hay que tomar en consideración que trabajamos con una población muy vulnerable, a veces con mucho desconocimiento de cuáles son los requisitos y los documentos”, expresó.

Aunado a esto, Montero considera que el tema migratorio genera cierto “resquemor” en los habitantes que provienen de otros países.

La entidad categorizó a las personas en cuatro transitorios. El primero, enfocado a aquellos que ya tienen residencia, contabilizó a 40.735 extranjeros, pese a que se esperaban 65.000.

Una situación similar se presentó en el cuarto transitorio, que se dirige a los sectores agrícola, doméstico y construcción –este último abierto hasta el viernes 19 de abril–, pues “no llenó las espectativas”, al registrar a solo 2.696 personas.

El segundo transitorio inscribió a 13.350 foráneos y se aplicó a padres y madres de costarricenses menores de edad o residentes.

Por último, el tercer transitorio reglamentó a 3.807 ciudadanos extranjeros en la categoría de persona adulta mayor, menor de edad, mayor de edad con discapacidad y mayor de edad que ingresó al país siendo menor de edad, y que tenga ahora 25 años o más.

Etiquetado como: