En 1962, debutaron en las listas de éxitos con EL PIE DERECHO. Medio siglo después, sus canciones SIGUEN SIENDO HIMNOS y su éxito comercial no se acaba... Ellos son Los Beatles.

 7 octubre, 2012

“La música que nosotros hicimos todavía es importante. Todas las generaciones oyen a los Beatles”. Ringo Starr no miente al decir esto y es poco probable que alguien se atreva a contradecirlo.

La cita proviene de una entrevista para CNN en julio pasado , el día en que el célebre músico festejó su cumpleaños número 72, y un mes antes de hacerse público que, en la actualidad, es el baterista más rico del mundo.

Lleva casi 40 años en una carrera como solista pues nunca ha soltado las baquetas desde que la banda que lo dio a conocer, anunció su separación en 1970. Él es uno de los dos exintegrantes que queda con vida... pero ¡vaya qué vida!

En este mismo 2012, Paul McCartney sacó un álbum nuevo, titulado Kisses on the Bottom, y tuvo dos shows de lujo (como si todos los suyos no lo fueran): clausuró el concierto de celebración del Jubileo de Diamante de la reina Isabel II y, poco después, fue el acto de cierre de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres.

Por su parte, el buen Ringo grabó y lanzó su último disco solista, Ringo 2012, y... ¿ya dijimos que es el baterista más rico del mundo?

Cincuenta años después de lanzar su primer sencillo, los Beatles siguen latiendo.

Como parte de su legado en permanente progresión, los dos miembros sobrevivientes siguen haciendo de las suyas en el pináculo de la industria musical, esa misma que ellos reinventaron junto a John y George en un abrir y cerrar de ojos entre 1962 y 1970.

A Paul y Ringo no se les quedan atrás sus dos compañeros restantes, quienes siguen dando de qué hablar desde formatos póstumos.

John Lennon falleció en diciembre de 1980, pero los discos de su etapa posterior a los Beatles siguen vendiéndose, sonando y encantando. Mientras que George Harrison, difunto desde el 2001, revivió hace poco en un documental del maestro Martin Scorsese, quien nos recuerda los grandes aciertos del miembro más silencioso del cuarteto.

Otro maestro escribió sobre el grupo en 1980. Gabriel García Márquez elogió así a los músicos: “Tengo la impresión de que el mundo fue igual desde mi nacimiento hasta que los Beatles empezaron a cantar. Todo cambió entonces”.

Empezaron a cantar en 1960, pero fue hasta el viernes 5 de octubre de 1962 cuando el cuarteto sonó en la radio inglesa por primera vez.

“Love, love me do / You know I love you...”, cantaban alegres mientras meneaban sus cuatro cabelleras con corte idéntico. El grupo de inocentes jóvenes de Liverpool hacía así su debut radiofónico. Aquello apenas comenzaba...

Vida de éxitos

Con las obras de John, Paul, George y Ringo, los Beatles publicaron 213 canciones como banda. En un lapso de siete años, lanzaron 13 discos y grabaron una gran cantidad de material que no entró en ningún álbum hasta que fue reeditado muchos años después.

Llevaron 27 canciones al número uno en las listas de sencillos en Gran Bretaña y Estados Unidos. Además, hasta la actualidad, es la única banda que ha ubicado de forma simultánea cinco temas en los primeros cinco puestos de popularidad.

{^SingleDocumentControl|(AliasPath)/2012-10-07/RevistaDominical/Articulos/RD07-BEATLES/RD07-BEATLES-summary|(ClassName)gsi.gn3quote|(Transformation)gsi.gn3quote.RevistaDominicalQuoteConExpandir^}

Los discos le dieron la vuelta al mundo y dejaron de cabeza a un séquito de fans desperdigados por todo el orbe.

Grabaron cinco películas consideradas filmes de culto y sus cuatro músicos se convirtieron en sujetos inmortales, de interés para innumerables libros, musicales y audiovisuales que siguen multiplicándose hasta hoy.

La presencia de “los cuatro grandes” se mantiene latente sin la necesidad de que hablen las estadísticas, que tan bien los siguen tratando. Se mantienen hoy en la cultura pop, en la música, en la moda y en la historia... aunque, hablando de estadísticas, el cuarteto fue dueño del disco más vendido en la primera década de este siglo, con 11,1 millones de copias de su álbum compilatorio 1. Hoy se han colocado 31 millones de ejemplares de este material compuesto solo por éxitos.

Viene entonces la pregunta del millón o, más bien, de los 31 millones: ¿Por qué los Beatles siguen siendo tan importantes 50 años después de debutar con su primera canción?

En su momento, la explicación giraba en torno a la idea de que ellos eran un reflejo de su tiempo y un espejo de su década: los años 60. Sin embargo, los sesentas perdieron vigencia en 1970 y los Beatles no.

“Los Beatles aparecieron sonando como nadie más. Cada uno de sus discos era un nuevo shock”, manifestó el músico Elvis Costello en un texto sobre el cuarteto que escribió para la revista Rolling Stone, publicada en julio del 2004.

En el mismo artículo, el buen Costello recrea una anécdota de un concierto de 1999 en el cual él tocó piezas de los Beatles junto a Paul McCartney y otro selecto grupo de músicos: “En el momento en el que Paul arrancó con las primeras líneas de la canción All My Loving ,el público reaccionó con tanta intensidad que no permitió que nadie escuchara bien el resto de la canción (')

”Quizás en ese momento entendí una de las razones por las cuales los Beatles habían dejado de presentarse en público. Las canciones ya no les pertenecían. Eran de todo el mundo”.

Fórmula Beatle

Esos temas musicales icónicos, pegajosos e innovadores son una razón en sí misma para comprender la trascendencia de los Beatles en la historia, opina Mauricio Vargas, coordinador del programa de radioMeet the Beatles.

“En sus letras, tocaban temas sobre el amor interpersonal y universal, algo que todo el mundo comprende. Además, dominaban el arte de hacer melodías, colocarles una gran armonía y llegar al estudio a grabarlas con una excelente interpretación”, comenta el tico.

George Harrison da su perspectiva en Anthology, la biografía de los Beatles narrada por sus integrantes: “Creo que le dábamos esperanza a los fans del grupo. Les dábamos el sentimiento positivo de que delante de ellos había ‘un día soleado’, de que era un buen momento para disfrutar y de que el gobierno no los poseía' esos eran más o menos los mensajes de muchas de nuestras canciones”, explica.

Grabaron temas alegres y pegajosos como Please, Please Me; otros melancólicos y reflexivos, como Yesterday; algunos psicodélicos y experimentales como Strawberry Fields Forever, así como otros ‘matones’ y pesados como Helter Skelter... Y todo lo que tocara el grupo parecía convertirse en oro.

“Los Beatles tenían la visión de dejar un gran legado, y conforme llegaban a lo más alto, se retaban a llegar todavía más alto. Siempre buscaron modificar su propio sonido, lo que les permitió experimentar mucho en el estudio y marcar un progreso entre un disco y otro. Además, no se puede dejar de lado que tenían una gran ética por el trabajo”, comenta Vargas.

Este especialista y fanático del cuarteto explica que la estructura de las canciones era simple, pero siempre tenía “gancho”.

Muchas bandas que han venido después de ellos han emulado las lecciones enseñadas por los Beatles, así como algunas técnicas de grabación sacadas de sus largas sesiones en Abbey Road y que, en su momento, podían rayar en la osadía.

Además de un talento innato en el apartado musical, la banda se convirtió en un sello de éxito en términos de mercadeo.

Los jóvenes muchachos se echaron a Gran Bretaña al bolsillo, invadieron Estados Unidos y salieron victoriosos. Luego, pudieron darse el lujo de cesar las giras con tal de grabar y grabar, para triunfar y triunfar.

El fenómeno de la “beatlemanía” no se quedó estancado en los días en que el cuarteto usaba cortes de cabello con pava y trajes formales, un modelo instaurado por su mánager Brian Epstein.

Con el paso de los años, la fanaticada se multiplicó en las nuevas generaciones. Por eso la marca Apple Corps siguió aprovechando el rotundo e incesante éxito del conjunto para darle más vida en forma de tazas, camisetas, loncheras, muñecos y hasta dibujos animados.

“Tengo niños y ellos discuten conmigo sobre los Rolling Stones o sobre Led Zeppelin, pero para ellos, los Beatles son tan poco controversiales como la Luna, que simplemente está ahí... brillando”, escribe en el diario de la BBC el columnista estadounidense Adam Gopnik.

En última instancia, cuando se habla del legado de los Beatles nadie intenta determinar si John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr fueron la mejor banda de la historia o la más gustada.

Al mirar atrás y revisar los últimos 50 años, solo queda claro que la historia de los Beatles es una historia de antología.