Por: Amy Ross 8 octubre, 2012

San José (Redacción). El Gobierno promueve una reforma al funcionamiento del fondo de reparto del régimen de pensiones del Magisterio Nacional.

El propósito fundamental de la iniciativa es eliminar el aporte que realizan educadores pensionados con bajos montos de ingreso.

Para la presidenta Laura Chinchilla el proyecto de ley pone fin a una “injusticia histórica”.

Igualmente, plan pretende reducir en forma escalonada el aporte que realizan educadores con salarios más bajos.

Se estima, que el proyecto beneficia a unos 10.000 trabajadores activos y 36.000 pensionados, quienes forman parte de ese fondo.

La propuesta es que para no causar desequilibrio, el dinero que deja de aportar este fondo, se obtendrá de la aplicación

de impuesto a las remesas al extranjero, que actualmente están exentas.

Etiquetado como: