Por: José Pablo Alfaro Rojas 15 marzo, 2015

La Federación Costarricense de Fútbol invertirá este año cerca de $1 millón (¢540 millones) en sus categorías menores, con el objetivo de mejorar la visoría de futbolistas en todo el país y regresar a los mundiales.

Adrián Gutiérrez, presidente de la Comisión de Selecciones Nacionales, dice que lo primordial es que no quede ninguna duda de que en el equipo patrio están los mejores jugadores.

“Si alguien está preocupado con lo que está sucediendo es la Federación. Se invertirá alrededor de $1 millón para fortalecer todas las categorías y para foguear a los equipos. Lo importante es regresar a las copas del mundo”, comentó Gutiérrez.

El dirigente explicó que hasta el momento el dinero se ha invertido en la contratación de técnicos, la nutrición de las promesas y los viajes para los fogueos de las menores.

La primera inversión fue contratar al argentino Marcelo Herrera como director de las selecciones inferiores.

El segundo objetivo es crear una oficina de visorías, en conjunto con Linafa (Liga Nacional de Fútbol Aficionado), para elegir a los mejores talentos sin importar el lugar donde estén.

También se pretende dar un seguimiento individualizado a cada futbolista de liga menor, aunque en primera instancia no quede entre los elegidos por el seleccionador nacional.

En gran medida, porque en edades tempranas hay jóvenes que en un periodo corto de tiempo pueden mostrar una evolución importante en su juego.

Joel Campbell fue figura en la Selección Sub-20 que asistió a Colombia en el 2011. En la imagen enfrenta a Australia. | AFP
Joel Campbell fue figura en la Selección Sub-20 que asistió a Colombia en el 2011. En la imagen enfrenta a Australia. | AFP

Un ejemplo de ello es Celso Borges, quien fue descartado en categoría Sub-15, pero luego regresó para reforzar el equipo infantil en un mejor nivel.

“La idea es crear un perfil del futbolista de acuerdo a lo que busca Herrera. Se quiere que los visores trabajen bajo una misma filosofía”, añadió Gutiérrez.

Mientras tanto, se espera que la actual selección infantil que dirige Popeye pueda asistir al Mundial de Chile 2015, ya que la Fedefútbol lo facilitó cerca de 35 fogueos para preparar a este equipo desde que inició el proceso en la categoría Sub-15.

“Se ha puesto empeño en este plantel. Por eso nos preocupa que a veces el equipo no se ve como uno quisiera; aún así en la Federación esperamos que clasifique”, concluyó el dirigente.