Los materiales de construcción y de decoración atrajeron a muchos clientes

 25 agosto, 2013

Averiguar qué opciones de vivienda hay en Santa Ana y Villa Colón fue lo que motivó a María Elena Loría, vecina de San José, de 67 años, a visitar ExpoCasa y decoración 2013. Ella llegó al Centro de Eventos Pedregal, en Belén, Heredia acompañada de su esposo, sus hijos y dos nietos.

“Queremos comprar una casa. Ese es nuestro sueño y hemos visto ya algunas ofertas llamativas que nos pueden servir”, afirmó.

Así como Loría, muchas familias buscaban ayer un condominio, un lote o una finca entre las 80 empresas inmobiliarias del país que participan en la feria y ofrecen proyectos que van desde los $700 hasta los $500.000.

La feria concluirá hoy y entre todos los asistentes se rifará un carro último modelo de la marca Citröen, tras cancelar la entrada a la feria, que tiene un costo de ¢2.000.

“Hay que caminar y comparar precios”, aseguró Luis Castillo, vecino de San Rafael de Oreamuno de Cartago, quien fue a Pedregal para acompañar a su hija, que busca un apartamento o un condominio.

“Los precios son más para clase media y alta. Muchos desarrolladores están solicitando ingresos familiares mínimos que superan el ¢1.000.000 y eso resta la posibilidad de buscar un financiamiento”, aseguró.

Las familias no solo compararon los costos de los proyectos inmobiliarios, sino también de los materiales de construcción y productos de decoración como cortinas, colchones, pisos, muebles de cocina y pinturas.

Un ejemplo fue Wilberth Peraza, quien contó que tiene un lote en Nicoya, Guanacaste y quiere construir una casa de campo.

“Ando viendo opciones de casas prefabricadas, porque son más económicas. Espero iniciar la construcción pronto y por eso quiero conocer las últimas tendencias de diseño y decoración”, dijo.