9 abril, 2013

Bruselas. AP Los países europeos deberían aflojar la austeridad y adoptar políticas que fomenten el crecimiento, dijo ayer el secretario de Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, al iniciar varias reuniones con los líderes de la región.

El mayor socio comercial de Estados Unidos y el mayor bloque económico del mundo entró en su cuarto año de crisis por su descomunal deuda soberana, que sumió a muchos de los 27 países de la Unión Europea en una recesión. Estados Unidos confía en que Europa deje de insistir en la reducción de su deuda, que ha mermado el crecimiento con reducciones presupuestarias y aumentos fiscales.

“Nuestra fortaleza económica sigue sensible a los acontecimientos que ocurren más allá de nuestras fronteras y tenemos mucho en juego en la salud y estabilidad de Europa”, dijo Lew en Bruselas. “Estados Unidos –agregó– no tienen una relación económica mayor ni más importante que la que mantiene con Europa”.

Lew, que en febrero fue confirmado secretario del Tesoro, comenzó su primer viaje oficial a Europa con un encuentro con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso. Se reunió, además, con el comisionado de Política Económica y Monetaria, Olli Rehn, y el presidente del Consejo de la UE, Herman Van Rompuy.