17 febrero, 2013

“Pueden ayudar a crear, sostener y enriquecer relaciones; también las pueden destruir o perjudicar. En relaciones a distancia, pueden ser un canal de comunicación, y también un potenciador de celos, relaciones platónicas o un pésimo escenario para una discusión de pareja”

Próximo domingo:

¿Dicen los ticos la verdad en encuestas sobre su vida sexual?