Por: Daniela Cerdas E. 5 junio, 2012

San José (Redacción). El escándalo con la mina Crucitas, las concesiones para extracción de hidrocarburos y  los daños producidos en la construcción de la trocha fronteriza representan un doble discurso para la  imagen verde del país, según el especialista ambiental, Nicolás Boeglin.

“Lo que hace que el país se vea tan verde ante el mundo es el aparato de promoción que hacen el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y la Cámara Nacional de Turismo (Canatur). El problema es que los escándalos ambientales afectan el esfuerzo y se convierten en un doble discurso”, dijo Boeglin hoy a ADN Radio.

El especialista dijo que si un turista viene a ver “lo verde” del país y se da cuenta que el 97% de las aguas no son tratadas, cuando regrese a su tierra lo que va a transmitir es una sensación de frustación.

Además, también criticó el poco acceso económico de la población para obtener carros con motores híbridos y eléctricos, amigables con el ambiente.

“El gobierno no ha tenido voluntad para crear una política de sustituir el parque automotor, que es uno de los más contaminantes con el ambiente, por carros de motores híbridos y eléctricos” finalizó Boeglin.

Etiquetado como: