Agenda se vio afectada y hubo que cancelar varios compromisos

Por: Esteban Mata Blanco 25 abril, 2013

Las brasas todavía arden en la Casa Presidencial, luego del incendio por la concesión de la carretera entre San José y San Ramón, y, sobre esos fuegos, la presidenta, Laura Chinchilla, trata de cocinar su informe del 1.° de mayo.

El ministro de Comunicación, Francisco Chacón, reconoció que las discusiones en torno a la carretera afectaron la agenda de la mandataria y frenaron el ritmo de la preparación del informe de labores de su tercer año.

“Nos ha complicado la agenda. Prácticamente, tuvimos que cancelar audiencias, gestiones y entrevistas con medios, debido a la reprogramación de la agenda”, dijo Chacón.

El conflicto por la carretera, de 58 kilómetros, obligó a la presidenta a meterse de lleno en la búsqueda de una salida que no perjudicara las finanzas del Estado con una demanda de la firma brasileña OAS, y que, además, le quitara la presión de los opositores.

El resultado final es conocido: el Gobierno y la empresa llegaron a un “mutuo acuerdo” para dar por finalizado el contrato, y ahora se inicia un proceso de consulta a expertos de las universidades públicas para ver cómo se arregla la vía más importante del país.

Ahora que se aplacaron los ánimos, Chinchilla se concentrará en su informe, cuyo principal mensaje aún no es de dominio público.

El ministro dijo que la mandataria dedicará los próximos días a la redacción final del informe que presentará a los diputados y al país sobre su gestión en el periodo entre el 1.° de mayo del 2012 y el próximo miércoles, al tiempo que aclaró que el proceso de elaboración empezó desde principios de marzo.

En su presentación al plenario, Chinchilla tendrá que enumerar los retos superados, las promesas cumplidas y los problemas que enfrentó en el camino, uno de ellos será la carretera a San Ramón.

Este será el penúltimo informe de Chinchilla antes de que entregué la banda presidencial el 8 de mayo del 2014.

En el 2011, la presidenta sufrió un duro revés al no poder leer su informe de 8.300 palabras, el 1.° de mayo, debido a que no hubo sesión solemne para recibirla, en señal de protesta ante la negativa del PLN de aceptar el triunfo de la alianza de oposición.

En el 2012, la presidenta enfatizó sus esfuerzos en materia de seguridad ciudadana y destacó la contratación de un millar de policías y la inversión en infraestructura educativa.

Para el próximo miércoles, el ambiente está menos caldeado. No hay señales de que se frustre su rendición de cuentas, aunque le espera una oposición que cuestionará su presentación, y el tema de la carretera a San Ramón estará en ese reclamo.