Por: Manuel Herrera 10 abril, 2013

San José (Redacción). El director ejecutivo del la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales, dijo que no se puede probar si los diputados utilizan la gasolina a la que tienen derecho cada mes para beneficiar a sus familiares.

“Podría ser (que usen la gasolina con otros fines) pero es un asunto que no podemos probar. Nosotros cumplimos con entregarla (la gasolina)”, mencionó Ayales durante una entrevista con ADN Radio 90.7 fm.

La Nación publicó hoy que los diputados comparten la ayuda técnica que da el Estado con sus allegados.

Mensualmente cada legislador tiene derecho a 500 litros de combustible, lo que equivale a un depósito aproximado de ¢300.000 en una tarjeta del Banco de Costa Rica; empero, una vez realizado el giro no existe control sobre la distribución que se haga del beneficio.

“La tarjeta no funciona en ningún comercio, solo funciona en las bombas de gasolina a través de un convenio con el Banco de Costa Rica”, explicó Ayales.

El jerarca de la Asamblea Legislativa añadió que ellos (los diputados) pueden llegar a la estación de servicio “con su dirigencia comunal o provincial e indica que va a poner el combustible para su trabajo” y hace valer el beneficio.

“El diputado puede ir (a la gasolinera) con dos, tres, cuatro o cinco vehículos”, terminó Ayales.