Por: Mercedes Agüero 30 mayo, 2012

La defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum, aseguró ayer que la responsabilidad del diputado Justo Orozco al frente de la Comisión de Derechos Humanos es “enorme”, quizá más grande de lo que él imagina.

Su mayor responsabilidad, agregó, es luchar contra la discriminación de las minorías.

El legislador evangélico presidirá un foro que tiene en agenda unos 20 proyectos de ley relacionados con adulto mayor, Colegio de Médicos y uniones de personas de un mismo sexo.

La defensora además negó rotundamente que reconocer derechos a esta población en temas como la salud implique una carga económica para la Caja Costarricense de Seguro Social, como asegura el congresista.

“Ahí no está el problema. El problema está en que tenemos a una población importante viviendo bajo la línea de la pobreza y como Estado tenemos que velar para que tenga las garantías mínimas como una pensión del régimen no contributivo, una beca para que los niños puedan estudiar o un bono de vivienda”, dijo. Agregó que esto no tiene nada que ver con la situación de la Caja.