En masculino Boruca retuvo el cetro y se coronó bicampeón al vencer a Conte Burica

 4 junio, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

Con los actuales monarcas en cada bando, Conte Burica en femenino y Boruca en masculino, los equipos de las reservas aborígenes del país saltaron a la cancha para disputar la final de la II Copa Indígena.

Los monarcas en el 2011, soñaban una vez más en quedarse con el título, mientras que Conte Burica y Talamanca buscaban abrirse un espacio en la historia.

Cada zona tiene su historia, unos viajan horas para poder entrenar, mientras que otros driblan las drogas y las malas influencias para poder salir adelante.

No importa cuál sea la dificultad, esos cuatro equipos estaban en la final para demostrar de qué están hechos y cuáles cosas podían demostrar en el partido.

Arranque. Una vez que se dio el pitazo inicial, en la final femenina, las de Conte Burica, de Puntarenas, se fueron al frente, y con su mejor ficha en el campo, Estefani Atencio, lograron abrir el marcador.

Sin embargo, la buena capacidad de respuesta Talamanca no les permitió celebrar por mucho tiempo y terminaron cayendo por 2-1, arrebatándole así el cetro a las ganadoras de la primera edición.

En el bando masculino, los actuales monarcas, Boruca, lograron retener el título al vencer en forma contundente, 4-0, a Conte Burica.

Durante el primer tiempo en el estadio Ricardo Saprissa, el partido tuvo muchas emociones en ambos marcos, pero la segunda parte fue dominada por los campeones.

Ambos juegos de ayer tuvieron la tónica del apoyo de las demás reservas, que quedaron eliminadas (Térraba, Zapatón, Matambú, Rey Curré, Bajo Chirripó, La Casona, Maleku y Nairi Awari), y desde la gradería del coliseo saprissista apoyaban a su equipo preferido.

Con el trofeo en mano, Talamanca y Boruca, celebraron con sus características tradiciones como el Baile de los Diablitos, y distintas mascaradas que terminaron de adornar una tarde hecha para compartir el intercambio cultural de distintas zonas indígenas.

Etiquetado como: