34% quiere más vegetales, 32% pide menos grasa y 26% porciones pequeñas

Por: Irene Rodríguez 10 septiembre, 2012
 Las verduras, comidas con poca grasa y porciones más pequeñas son parte de las peticiones. | ARCHIVO
Las verduras, comidas con poca grasa y porciones más pequeñas son parte de las peticiones. | ARCHIVO

No es gente que busca adelgazar, sino personas cuya meta es mantenerse con buena salud y quieren una alimentación que les permita llegar a ese objetivo.

Ese es el nuevo perfil de los comensales, según el Tercer Reporte Mundial del Menú , elaborado por Unilever Food Solutions.

Este informe señala que el 34% de los comensales quiere más vegetales en su platillo, el 32% quiere consumir comidas con menos grasa, el 26% pide reducir el tamaño de las porciones, al 22% le gustaría comida asada, a la parrilla o al horno y al 19% le gustarían platos con menos calorías.

Sin embargo, los comensales también son claros en que cuando salen a comer, su principal motivación es el buen sabor de las comidas. Así lo señaló el 72%.

Para obtener estos resultados entrevistaron a personas de diez países: Reino Unido, Alemania, Polonia, Rusia, Estados Unidos, Brasil, Sudáfrica, Turquía, Indonesia y China.

“El consumidor de hoy ya no busca la comida light con pocas calorías. Ahora sabe que de nada valen las pocas calorías si algo no nutre o no aporta a la salud. Hoy se busca cuidar la salud y darse un gusto con comida rica”, comentó Carlos Rodríguez, de Unilever Food Solutions.

“Aunque tratés de cuidarte, es difícil saber lo que estás comiendo; por ejemplo, no podemos saber cuál aceite es el que se utiliza a la hora de la comida”, agregó.

La nutricionista Tatiana Arguedas, quien no participó del estudio, es de la misma opinión. Ella apoya esa tesis de cuidar la salud sin descuidar el paladar.

“Nada logramos comiendo puras cosas light. Incluso hay gente que cree que puede comer un montón solo porque es bajo en calorías, y esa no es la idea, también debe consumirse con moderación. La dieta balanceada, con frutas, verduras, una carne y algún carbohidrato nos ayuda a mejorar la salud”, dijo la especialista.

Arguedas también recalcó que quienes tienen problemas de sobrepeso o alguna enfermedad crónica como hipertensión o diabetes deben tomar en cuenta las opiniones de un nutricionista o endocrinólogo en el caso de comer fuera.

Anteriormente, el primer reporte de este tipo evidenció que los consumidores quieren que los menús en sodas y restaurantes muestren más información nutricional sobre los platillos.

Por su parte, el segundo reporte planteaba preocupación de toda la comida que se desperdicia en los restaurantes, pues en algunos se bota hasta el 50% de esta.