Por: Marvin Barquero 28 septiembre, 2012

Los colombianos se mostraron herméticos, ayer, ante consultas acerca del tema de la negociación de la apertura del mercado, en el marco de la segunda ronda de negociaciones para un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Costa Rica.

“Yo prefiero hablar del tema de acceso a mercados cuando tengamos el resultado de la negociación. O sea, es como hablar del resultado de un partido de futbol cuando estamos apenas en el primer tiempo”, dijo el jefe negociador colombiano, Javier Humberto Gamboa.

Así se expresó ante una consulta acerca de la débil oferta colombiana para abrir el mercado a los productos agrícolas.

Tampoco se refirió a la baja oferta de Costa Rica para abrir su mercado a la industria colombiana y a las quejas de los empresarios nacionales contra este TLC.

Precisamente ayer, la Cámara Nacional de Porcicultores se opuso de nuevo a esta negociación.

Colombia se constituye como un mercado altamente subsidiado y con políticas de apoyo tendientes a desarrollar las capacidades productivas y competitivas del sector porcino en el largo plazo, expresó ese gremio en un comunicado.

La segunda ronda de negociaciones de ese TLC termina hoy con los objetivos cumplidos, declaró desde ayer Gamboa. Detalló que la pretensión de dejar acordada toda la parte normativa o marco general del tratado, prácticamente estaba lograda desde la tarde ayer.

“La buena noticia de esta ronda es que en materia de disciplinas (parte normativa) estamos muy, muy cerca de concluir”, dijo.

Coincidió con el jefe negociador costarricense, Fernando Ocampo, en que esto libera tiempo para dedicar a la apertura de mercado.