Por: Alberto Barrantes C. 14 marzo, 2014

Luego de que la empresa Construcciones Modulares de Costa Rica pautó, este jueves, un campo pagado en este diario titulado: “Periodista de La Nación escribe reportaje con datos erróneos”, se llamó a la constructora que había declinado dar respuesta sobre el proyecto de viviendas en mal estado, en Alajuelita.

Una representante de la compañía, quien solo se identificó como “Mónica” y que había dicho, el pasado jueves 6 de marzo, que los dueños de la empresa no responderían las preguntas de este diario, por ninguna vía, dijo ayer que Carol Prado, padre del representante legal de Construcciones Modulares de Costa Rica, atendería al periódico La Nación.

En la llamada telefónica a Carol Prado, el ingeniero y miembro de la constructora, dijo que estaba estudiando nexos entre el periodista que firma esta nota y empresas constructoras del país.

“¡Don Alberto Barrantes!, aquí estoy, estudiándolo a usted, viendo sus nexos con algunas empresas constructoras y lo estoy grabando. Familiares suyos son representantes de una empresa constructora ”, dijo el ingeniero Carol Prado, sin dar ningún argumento que sustentara su tesis.

Sin responder. Pese a que se le informó de que este medio de comunicación no hace entrevistas por correo electrónico, el ingeniero Prado dijo que solo respondería a las preguntas mediante esa vía.

“El que sea política de su empresa no quiere decir que sea santa palabra. Yo tengo mi propio canal de comunicación. Mi correo electrónico es muy significativo: acsandino (pausa y repite) acsandino, un número dos, arroba gmail.com. ”, enfatizó Prado.

Sin que se le hiciera consulta alguna sobre ese tema, dijo que fue asistente del comandante nicaragüense, Edén Pastora.

“Yo estoy satisfecho de hacer 20.000 viviendas de interés social en este país, de mi trabajo. Fui asistente de Edén Pastora en una guerra, soy una persona que sabe lo que quiere ”, dijo Carol Prado.

Tal y como solicitó Prado, se le enviaron las preguntas a su correo electrónico solicitando su criterio sobre el memorando de la Comisión de Revisión de Ofertas del INVU, que señala la falta de capacidad financiera de Construcciones Modulares de Costa Rica para asumir el proyecto de vivienda El Faro, en Guararí de Heredia.

El correo, con las consultas, se envió desde las 12:24 p. m. Sin embargo, no hubo respuesta por parte del ingeniero Prado.