Diplomáticos visitan a diputados y medios para pedir un discurso unificado

Por: Aarón Sequeira 5 marzo, 2013

Los diplomáticos costarricenses que representan al país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) temen que los informes de la comisión legislativa que investiga la trocha fronteriza sean contraproducentes en el proceso Nicaragua-Costa Rica, en La Haya.

Manrique Oviedo, del Partido Acción Ciudadana (PAC), recibió la visita de Édgar Ugalde, embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), y otros diplomáticos, quienes le dijeron que la documentación presentada por Nicaragua en el pleito sobre la construcción de la trocha fronteriza “parecía haber sido redactada en Costa Rica”.

La preocupación sería que los nicaraguenses hayan tomado los argumentos y mucha de la información generada por los diputados y los comparecientes en la comisión investigadora.

El canciller, Enrique Castillo, confirmó el temor que tiene el Poder Ejecutivo de que se emplee el informe de los diputados. “Sí claro, porque Nicaragua se aprovecha de todo”, dijo el ministro.

Castillo no puede decir, por obligación de confidencialidad que exige la Corte Internacional, si ya se empleó información generada en la comisión.

“Yo no le puedo decir. Cuando confirmamos que ellos habían pedido la navegación en el Colorado, empezaron a quejarse de que se había roto la confidencialidad”, dijo.

El canciller sí confirmó que información de fuentes costarricenses se emplea en los alegatos nicaraguenses, sobre todo en la demanda sobre la construcción de la trocha fronteriza y supuestos daños ambientales.

A Édgar Ugalde lo acompañaron el embajador ante la Corte Internacional de Justicia, Jorge Urbina, y el destacado en Ginebra, Suiza, Manuel Dengo.

Los emisarios de la Cancillería también llevaron sus argumentos ante los medios de prensa, y explicaron a los jefes de las fracciones legislativas el estado de la demanda.

Ugalde explicó que no se espera una resolución definitiva de parte de los jueces de La Haya para antes de mayo de 2014, cuando termine este Gobierno.

“Se consideraba que el caso iba a terminar en este Gobierno. Las perspectivas no apuntan en esa dirección; entonces es bueno establecer algunos puentes”, dijo Ugalde.

El jefe de fracción de Liberación Nacional, Fabio Molina, prefirió no entrar en detalles sobre la conversación con los embajadores.

“El problema principal de este juicio ha sido la falta de prudencia de actores nacionales que quieren llevar aguas a sus molinos políticos”, dijo el liberacionista.

Carlos Góngora, jefe libertario, recordó que los embajadores piden un discurso unificado como país, de lo contrario la defensa del caso se haría más débil. El canciller insistió en que se explica a diputados y formadores de opinión la “importancia de que Costa Rica continúe la construcción de la trocha”.