Estudio con 52 participantes que padecían de dolor de espalda baja

 8 marzo, 2013

San José (Redacción). Caminar activamente pone a trabajar los músculos abdominales y de la espalda, lo que podría aliviar el dolor en esa zona lumbar.

Así lo aseguró la doctora Michal Katz-Leurer, de la Tel Aviv University, donde se realizó una investigación sobre este tema.

Katz-Leurer explicó que, al caminar, esos músculos se ejercitan “en una forma muy similar a cuando se realizan ejercicios localizados para esa área”.

Publicado en la revista Clinical Rehabilitation , el estudio se realizó con 52 participantes que padecían de dolor de espalda baja.

A la mitad, se les diseñó un programa de fortalecimiento muscular, y al resto se le pidió caminar entre 20 y 40 minutos dos o tres veces por semana.

Posteriormente, se les entrevistó sobre sus molestias físicas y otros temas relacionados.

Según la investigación, ambos grupos mejoraron significativamente en todos los factores evaluados. “Esto demuestra que caminar es tan efectivo como un programa de tratamiento recibido en una clínica de rehabilitación”, dijo Katz-Leurer.

Esta actividad aeróbica tiene la ventaja adicional de que no se requiere ni equipo especializado, ni supervisión de expertos para realizarla.

Además, logra bajar la presión arterial, estimular el funcionamiento del cerebro y del sistema inmunológico, reducir el estrés y fomentar un estilo de vida más saludable.

Etiquetado como: