Entretenimiento

Especial 70 años de conciertos: Festival Imperial, una criatura en evolución

Actualizado el 30 de abril de 2017 a las 12:00 am

Florida Bebidas se aventuró en el 2006 a crear un festival musical a la altura de su cerveza consentida. A lo largo de tres memorables y diferenciadas ediciones, el festival sembró euforia y dudas por igual

Entretenimiento

Especial 70 años de conciertos: Festival Imperial, una criatura en evolución

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El británico Seal ocupó la portada de Viva el 22 de abril del 2008. Su actuación –muy aplaudida– en el Festival Imperial de aquel año mezcló sus éxitos de 20 años atrás –como Crazy y Kiss From a Rose – con temas más recientes que eran desconocidos para el público local. .

Los grandes festivales veraniegos de música a cielo abierto son una tradición que prácticamente nació al mismo tiempo que el rock and roll . Miles de almas apiñadas frente a una tarima, pieles coloradas de tanto sol, enormes torres de parlantes, músicos en trance atacando sin piedad a sus instrumentos, cerveza por doquier, bailes, volteretas. La gloria.

La experiencia festivalera que es rutinaria para el público estadounidense y europeo desde los años 60, en Costa Rica se adaptó en una escala más acorde a nuestro medio, y por lo general con participación de talento local. Hasta mediados de la década anterior, solo el Rock Fest –dedicado por entero al rock costarricense– había logrado consolidarse como una franquicia con identidad propia y una frecuencia sostenida año a año.

Para las firmas productoras de recitales con artistas internacionales, el montar un festival con grandes nombres no parecía una prioridad en el país, y a lo más que se podía aspirar era a ver a dos o tres artistas latinos en una misma jornada.

En el 2006 todo cambió: el Águila tomó la palabra.

Billy Corgan actuó en el 2008 al frente de Smashing Pumpkins. El ícono del rock alternativo tocó todos sus éxitos
El Festival Imperial 2006 puso a los ticos frente a Jamiroquai. Aquel encuentro parecía imposible. (Archivo)

Habemus festival

Desde antes de que el contar con la denominación “Esencial Costa Rica” fuese una posibilidad para las marcas comerciales, ya Florida Bebidas tenía una de las marcas más esenciales de Costa Rica. Nadie discute que Imperial es un símbolo comercial asociado con la imagen tica y para muchos turistas extranjeros el águila negra sobre fondo amarillo es el más costarricense de los íconos.

Con décadas de experiencia en la organización y producción de espectáculos masivos gratuitos en zonas fiesteras, Imperial asumió como propio el reto de crear un festival musical de dos días, con entradas pagadas y artistas internacionales de primer nivel en el cartel.

Tres ediciones se celebraron del Festival Imperial, todas en el autódromo La Guácima (hoy Parque Viva). En cada ocasión los cerveceros contrataron los servicios de reconocidas productoras internacionales: en el 2006 lo hizo con Evenpro (hoy Move Concerts); en el 2008 con el gigante estadounidense AEG, y en el 2012 encomendó la tarea a los texanos de 3C Presents.Especial 70 años de conciertos: Derechos Humanos Ya

Para ponerlo en términos sencillos, el Festival Imperial fue el hijo de una madre y tres distintos padres, lo que implicó que cada edición tuviese rasgos únicos e irrepetibles. La continuidad la dio solo la omnipresente presencia de la marca.

El 1° y 2 de abril del 2006, el festival tuvo su alineación más “ecléctica”, mezclando sin mucha explicación el reggaetón de Héctor el Father con el pop electrónico de Belanova y Miranda. Además se incluyó a dos artistas argentinos ya conocidos entre el público local, Vicentico y Diego Torres, y a las agrupaciones más trascendentes del medio tico de entonces: Malpaís y Gandhi.

La española La Mala Rodríguez fue parte del cartel 2012, al lado de Ximena Sariñana, Bomba Estéreo, Patiño Quintana y 424. (Archivo)
En el 2008, el Imperial destinó un día entero a los roqueros. Incubus, con Brandon Boyd en la voz, vino en uno de los mejores momentos de la banda estadounidense. (Archivo)

Sin embargo, la gente recuerda aquel festival por sus estrellas anglosajonas. Esa vez el concepto de headliner fue real, con un público desatado ante las actuaciones de los finlandeses The Rasmus (muy de moda por esos años), y los ingleses Jamiroquai y Sting.

Entonces no lo sabíamos, pero habría que esperar dos años para que el Festival Imperial volviese a la vida.

En el 2008 la organización trató de diferenciar más las jornadas, dedicando una al rock y otra al pop. El primer día, sábado 19 de abril, incluyó nombres latinos de respeto como Babasónicos y Café Tacuba, un quinteto tico del que hoy ya pocos se acuerdan (Le*Pop) y la inaudita posibilidad de ver a Incubus y Smashing Pumpkins consecutivamente.

Especial 70 años de conciertos: Estampidas de furor pop

El domingo 20 el festival ofreció un cartel pop que aún hoy parece difícil de descifrar: los mexicanos Zoé (que calzaban mejor para el sábado); los ya olvidados locales Porpartes, y los veteranos actos Duran Duran y Seal, con el español Enrique Iglesias en el medio.

The Flaming Lips fue uno de los grupos más celebrados de la edición 2012. El cantante Wayne Coyne le dio al público tico el mismo tratamiento que otorga a las audiencias de los grandes festivales estadounidenses, e incluso repitió en La Guácima su mítica caminata, dentro de una burbuja plástica, sobre la fanaticada. (Archivo)

El festival entró en hibernación hasta el 2012, cuando se celebró su última edición, una muy alineada hacia la electrónica y el indie , con una amplia oferta que incluyó nombres que entonces no eran de amplio consumo en el país (y que con los años se convirtieron en sonadas estrellas internacionales), como Major Lazer, Hot Chip, A-Trak, Cage the Elephant y DJ Shadow.

Aquellas jornadas –celebradas el 24 y 25 de marzo– acercaron al público a una experiencia festivalera más completa: 30 actos musicales; 12 horas de música, actividad simultánea en múltiples escenarios. Aún es difícil creer que grupos poco masivos pero aclamados por la crítica como Flaming Lips, TV on the Radio, Gogol Bordello y Manchester Orchestra actuaran en Costa Rica.

Café Tacuba nunca queda mal. El cuarteto mexicano fue parte del Imperial del 2008, en la noche roquera, y se convirtió en uno de los actos más celebrados de aquel año. (Archivo)
¿Bjork en Costa Rica? De no ser por el Festival Imperial, contar con la experimental diva islandesa hubiese sido una eterna utopía para sus seguidores locales. Ella puso el cierre a la edición 2012 del evento y maravilló a los presentes que aguantaron hasta el final con un show impredecible, muy a su estilo. (Archivo)

Escoger el número más destacado de la edición 2012 no es sencillo, pues pesos pesados como Maroon 5, Björk, Skrillex, Cypress Hill y Moby estuvieron taco a taco en sus actuaciones. Aún así, la participación de los nacionales Sonámbulo Psicotropical fue soberbia, a tal punto que C3 Presents les invitó ahí mismo a tocar ese mismo año en el festival Austin City Limits, en Texas.

¿Epílogo?

Si bien los recuerdos generalizados del festival son muy positivos, con cada edición muchas dudas quedaban en el aire. La asistencia nunca llegó a ser la esperada y si bien Florida creó el festival con objetivos más promocionales que de retorno por venta de boletos, la idea tampoco era perder así. Además, el evento no terminó de consolidar una identidad y apeló en cada ocasión a públicos distintos.Especial 70 años de conciertos: Grandes del rock en español

Aún así, no pasa un año en que los ejecutivos de Imperial no sean bombardeados con la eterna pregunta: ¿Cuándo volverá el Festival Imperial? Las respuestas, siempre diplomáticas, mantienen un sano suspenso: el Festival Imperial aún no ha escrito su última página. Esa es la fe.

Cypress Hill ocasionó una de las mayores ovaciones del Imperial 2012. Sen Dog y los suyos dieron cátedra. (Archivo)

Quien firma esta nota participó de la cobertura periodística de las tres ediciones del Festival Imperial, tanto con La Nación como con el desaparecido periódico juvenil Vuelta en U.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Especial 70 años de conciertos: Festival Imperial, una criatura en evolución

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Víctor Fernández G.

vfernandez@nacion.com

Jefe de información de Entretenimiento

Es el jefe de la mesa de Entretenimiento, donde tiene a su cargo la coordinación de Viva, Áncora, Teleguía y Revista Dominical. Ingresó como periodista de espectáculos al diario Al Día de Grupo Nación en 1999 y luego pasó a La Nación y al periódico juvenil ...

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota