Nacional

Ministerio registra 2.400 infectados

Casos de dengue bajan 67% en lo que va de este año

Actualizado el 21 de mayo de 2014 a las 12:00 am

CCSS reporta una reducción del 83% en atención de enfermos en Ebáis y hospitales

Salud se mantiene en guardia pues de junio a noviembre se incrementa problema

Nacional

Casos de dengue bajan 67% en lo que va de este año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Si por la víspera se saca el día, en este 2014 no se repetirán los números rojos que hicieron del 2013 el año con la peor epidemia de dengue de las últimas dos décadas.

Hasta el pasado 10 de mayo (correspondiente a la semana epidemiológica 19), el Ministerio de Salud llevaba notificados 2.409 enfermos de dengue en todo el país.

Esa cifra es un 67,5% menor que la acumulada en el mismo periodo del año pasado.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), por su parte, registra una disminución considerable en el número de casos atendidos: 2.853 enfermos al corte del 16 de mayo; una reducción del 65% respecto al 2013.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, la mayoría de los casos nuevos (76,2% del total) se concentran en Limón, Guanacaste y Puntarenas, aunque, en general, todas las regiones registran una reducción significativa, que va del 43% al 82%, según el lugar.

Por el momento, solo dos personas sufrieron la versión más agresiva de la enfermedad: el dengue grave. Uno de esos pacientes es de Limón y el otro de San José.

En picada
ampliar
En picada (Infografía GN)

Según los registros del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), en el territorio circulan tres de los cuatro serotipos de dengue (1, 2 y 3).

Este es un virus que se contagia a través de la picadura de un zancudo: el Aedes aegypti . La persona que se infecta padece dolor de cuerpo y cabeza, fiebre de inicio súbito y brusco y, en algunos casos, puede sufrir cuadros de diarrea.

En alerta. María Ethel Trejos, directora de Vigilancia de la Salud en ese ministerio, explicó que la reducción del número de casos se debe, entre otras causas, a una coordinación más intensa con la Caja.

“El año pasado se volvió a instaurar el grupo técnico nacional de dengue, un grupo que se reunió, semana a semana, por la situación tan grave que se tuvo en el 2013. Este año no ha dejado de reunirse; además, se han realizado capacitaciones regionales”, explicó Trejos.

Una de las medidas más visibles se aplicó a inicios de este año, con la realización de campañas desde enero, precisamente para prevenir una situación similar a la del 2013.

Hasta ahora, esas y otras acciones dieron resultados positivos. Según información del Programa de Enfermedades Emergentes y Remergentes de la CCSS, la atención de casos de dengue se redujo un 83% en hospitales y clínicas.

Al 16 de mayo, los centros de salud solo habían hospitalizado a 246 personas, cantidad que, según ese programa, no supera la media de casos registrados en los últimos nueve años en el país.

El año pasado se enfermaron más de 50.000 personas en todo el territorio nacional. En su momento, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió de una tendencia al aumento en todos los países de América.

Luis Solís trabajó intensamente el año pasado en la fumigación de La Carpio, en La Uruca, San José, una de las comunidades que en ese entonces resultaba  más afectada por  la epidemia de dengue.   | GESLINE ANRANGO
ampliar
Luis Solís trabajó intensamente el año pasado en la fumigación de La Carpio, en La Uruca, San José, una de las comunidades que en ese entonces resultaba más afectada por la epidemia de dengue. | GESLINE ANRANGO

Según Trejos, parte del comportamiento cíclico de este virus también se expresa en una reducción en el número de casos, como la que se está viendo este año.

Los especialistas llaman a eso periodo de remisión.

Sin embargo, tanto la CCSS como el Ministerio de Salud insisten ante la población y los mismos funcionarios del sector sobre la necesidad de mantener arriba la guardia.

Se sabe, por ejemplo, que históricamente el número de casos experimenta un pico entre junio y noviembre de cada año.

En total, son 10 semanas (entre agosto y setiembre) cuando se vuelve perentorio reforzar la prevención y la atención de casos.

“Esta situación debe ser considerada por los servicios de salud para así mantener las actividades preventivas activas”, enfatizó Catalina Ramírez Hernández, de la Subárea de Vigilancia Epidemiológica de la Caja, en un boletín que circula entre los equipos de salud.

A partir de la información emitida por el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), el Ministerio de Salud también toma previsiones pues se pronostica una reducción de las lluvias.

Lo anterior se debe al fenómeno de El Niño, que se caracteriza por menos aguaceros.

“Esto va a generar lluvias no tan fuertes. En el Caribe, va a haber una disminución más brusca. No serán lluvias continuas. Esto, más bien, puede propiciar condiciones más agradables para la reproducción del zancudo transmisor”, advirtió Trejos.

Por esta razón, a la población se le recomienda mantenerse atenta, procurando la eliminación de los criaderos de zancudos.

La medida básica implica eliminar cualquier recipiente que pueda acumular agua pues este es el ambiente predilecto de los zancudos.

La Caja promueve varias acciones que se resumen en limpiar, tapar, volcar, rellenar, agujerear, reutilizar o reciclar todo objeto que acumule agua.

  • Comparta este artículo
Nacional

Casos de dengue bajan 67% en lo que va de este año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ángela Ávalos R.

aavalos@nacion.com

Periodista

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud. 

Ver comentarios
Regresar a la nota