Bolaños tenía la casa en venta y se le halló un apunte sobre países con los que Costa Rica no tiene convenio de extradición

Por: Sofía Chinchilla C. 18 noviembre

Evidencias halladas en los allanamientos a las propiedades de Juan Carlos Bolaños y Mario Barrenchea, así como el poder que ostentaban los cinco miembros del Comité de Crédito del BCR, fundamentaron la decisión del Tribunal de Turno Extraordinario de San José de imponerles tres meses de prisión preventiva mientras avanza la investigación sobre el cemento chino.

Así se indica en el voto 421-2017, en el que el juez Hugo Porter rechazó la apelación planteada por los abogados de los investigados en contra de la medida cautelar dictada el 4 de noviembre.

Porter se apegó al criterio de la jueza de primera instancia, Ana Cecilia Carballo, y ratificó que “la prisión preventiva es la única que puede imperar para paliar los peligros procesales” de fuga y obstaculización. Estos fueron cuatro motivos para ello:

Bolaños tenía apuntes sobre el proceso de extradición

La Fiscalía incluyó en el expediente un documento con anotaciones sobre países con los cuales Costa Rica no tiene convenio de extradición, el cual fue encontrado en el allanamiento a las propiedades de Juan Carlos Bolaños.

Los defensores de Bolaños pidieron a Porter desacreditar el uso de esta prueba, alegando que fue introducida de manera sorpresiva durante la audiencia de apelación, la cual se realizó entre martes y miércoles de esta semana en el Tribunal Penal de Hacienda del Segundo Circuito Judicial de San José.

Los apuntes sobre el proceso de extradición y los países con los cuales Costa Rica no tiene convenio para concretar esa gestión fueron hallados en el allanamiento de las propiedades del empresario. Foto: Alonso Tenorio.
Los apuntes sobre el proceso de extradición y los países con los cuales Costa Rica no tiene convenio para concretar esa gestión fueron hallados en el allanamiento de las propiedades del empresario. Foto: Alonso Tenorio.

"El archivo fotográfico se supone que viene en un informe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en una ampliación de informe que se supone que viene ahí. Y ese informe, esa secuencia fotográfica no estaba con la jueza, y la quisieron presentar en la apelación. Yo reclamé porque eso no es legal, que usted en apelación me ponga prueba que no se vio en otra audiencia. El juez indicó que sí estaba y bueno, yo no me dormí en las audiencias de 50 horas y sé muy bien que no estaba, que es una cosa que me pusieron ahí", dijo Fernando Vargas, defensor de Bolaños.

El juez Porter, no obstante, desechó ese alegato, y determinó que la prueba fue conocida desde el inicio por la jueza de primera instancia, y que, en la audiencia de medidas cautelares, tan solo se incluyó una copia de mejor calidad.

La casa del empresario estaba en venta

La jueza de primera instancia también tomó en consideración que la casa de Bolaños, según la prueba recabada, estaba en venta.

Porter valoró que esa situación, sumada a las facilidades de desplazamiento del empresario, son hechos que "no tienen reparo alguno a la hora de verificar la validez de la resolución venida en alzada”.

La 'estrategia' hallada en el despacho de Barrenechea

A la jueza "le llamó la atención" un documento hallado en la oficina de Mario Barrenechea, gerente general del BCR, el cual “se traduce una estrategia para dar continuidad al favorecimiento de Juan Carlos Bolaños y sus empresas relacionados con los préstamos, incluyendo la remoción de funcionarios bancarios adversos y la desestabilización de medios de comunicación colectiva, lo que constituiría en un elemento irrefutable de aquel peligro de obstaculización”.

El 'poder para inquietar' de los gerentes bancarios

Porter indicó que le llamó la atención que la jueza de primera instancia analizara los peligros (de fuga y obstaculización) de los cinco miembros del Comité de Crédito del BCR de forma grupal y no individualmente, lo cual atribuyó a los altos ingresos y la posición de poder de los gerentes.

En opinón del juez, pese a no pertenecer al órgano bancario de mayor jerarquía, los funcionarios sí tienen "suficiente poder para inquietar laboral y personalmente a testigos" dentro del BCR que podrían dar testimonio de lo ocurrido.