Deportes

Opinión

David Ramírez y Erick Lonis, pídanle coraje al Niño

Actualizado el 04 de diciembre de 2015 a las 12:01 pm

Deportes

David Ramírez y Erick Lonis, pídanle coraje al Niño

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
David Ramírez abrió el marcador a los 2' minutos de juego en el Clásico entre Saprissa y Alajuelense. (Adrán Soto)

Acá no vamos a discutir quién tiene razón, porque los argumentos del delantero David Ramírez son tan respetables como los del comentarista Erick Lonis.

El primero, es un diamante en proceso de pulido. El segundo, ya brilló lo que tenía que brillar en las canchas y ahora busca la consolidación mediática, como una voz autorizada para opinar de fútbol. Ambos son buenos en lo que hacen.

"David Ramírez no jugó en Trinidad y Tobago porque tenía dolor de cabeza, ese fue el argumento que se dio (...) Yo, en mis 15 años que estuve en primera división, nunca escuché a un jugador en un previo decir que no jugaba porque le dolía la cabeza", dijo Lonis Bolaños en su programa de radio.

LEA Ser llamado "princeso" quebró el ánimo de David Ramírez

Saprissa recién había perdido consecutivamente contra Uruguay de Coronado, Alajuelense y el W-Connection, despidió al DT Jeaustin Campos y en los estadios comenzaron a gritarles "princesos" a los jugadores morados, entre ellos a Ramírez.

En entrevista con La Nación, David reconoció que le afectaron los dimes y diretes. "... sí me golpeó anímicamente y me costó levantarme, pero aquí estoy, nunca he dejado de luchar por el equipo (...) Dios al final dará el premio de todo y demostrará que todo lo que se ha dicho es pura mentira".

Ramírez había perdido la titularidad en el Deportivo Saprissa. Y, a propósito de un reportaje sobre el bajón futbolístico y anímico del delantero, se le quiso consultar a Lonis, pero el ex portero respondió: "Esto quedó en mi pasado; no quiero hacerle daño al saprissismo y prefiero no referirme más a este tema".

Es en este punto que nos parece que ambos deberían pedirle dosis extras de coraje al Niño. David, para que, en lugar de desmoronarse por los embates de la afición que le grita "princeso, princeso", los reciba, metabolice y transforme en motivación y muchos goles. ¡Vamos, David!, al fútbol costarricense le hace bien tenerte en el máximo nivel.

Lonis, para que siga opinando con franqueza y valentía, sin importar los efectos colaterales. Cuando no quiso profundizar porque no quiere "hacerle daño al saprissismo", nos pareció que se le hizo un cruce de cables, porque él no es relacionista público de la "S", sino comentarista, y de los buenos. ¡Vamos, Erick!, para atrás, ni para tomar impulso, a tus oyentes les hace bien el Lonis frontal, sin pelos en la lengua.

  • Comparta este artículo
Deportes

David Ramírez y Erick Lonis, pídanle coraje al Niño

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota