Vivir

Vida Sana

Más allá de ponerse solo las tenis

Actualizado el 29 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Empezar la rutina de correr, implica una preparación previa que le asegurará el éxito de las metas que se ha propuesto

Vivir

Más allá de ponerse solo las tenis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
THINKSTOCK

Lo que motiva a Diana García, de 31 años, a levantarse temprano y salir a correr todos los días, es sentir cómo late su corazón con cada kilómetro recorrido y comprobar que fue capaz de alcanzar la meta propuesta.

A José Antonio Sáenz Mérida, de 23 años, también le encanta correr. Cuando niño, lo hacía por recreación y a la orilla de un río.

Luego, motivado por su papá, participaba en las competencias que organizaban en el colegio donde estudió. Con la práctica y el gusto que le tomó a la actividad física, se integró a la selección nacional guatemalteca de triatlón, que en los pasados Juegos Bolivarianos obtuvo dos medallas de bronce.

La motivación que tengamos para empezar a correr es trascendental e incidirá en nuestra constancia y resultados.

“Salir a correr nos libera de la rutina, de las preocupaciones o emociones que puedan estar afectándonos”, comenta José Antonio, quien este año tiene como meta entrenar cinco horas diarias.

Diana, quien también es artista visual, confiesa que antes de salir a entrenar, los tonos de su paleta eran azules tristes y negros. Después de comenzar a correr, cambió a colores más vibrantes, naranjas, amarillos, fucsias.

“Cuando uno corre, además de competir contra sí mismo, tiene tiempo para pensar, resolver, desahogarse, sentirse feliz y reflejarlo”, añade.

Herramientas. Las tenis son básicas para ese cometido personal si usted está en la ruta de los corredores primerizos.

Busque unas que le brinden la estabilidad y el soporte que sus pies necesitan.

Especifique al vendedor que quiere un par para correr, y que tenga suela todoterreno para que a usted se le facilite el entrenamiento tanto en gramilla como en asfalto.

“La ropa es algo secundario y depende de las costumbres de las personas y cómo se sientan más cómodas. Yo prefiero usar licra corta y camiseta con top . Habrá quienes se sientan y rindan mejor usando playeras, licras largas o sudaderas”, comenta Diana.

Elija la ropa más conveniente para protegerse del viento, el frío, los rayos del Sol o la lluvia. Tome en cuenta que el atuendo debe adaptarse a la temperatura, la estación y la hora del día. También el mismo cuerpo “dicta” con qué atuendo trabaja mejor. Y en el mercado existen prendas fabricadas con distintas tecnologías, para adquirir la más conveniente.

PUBLICIDAD

Calentando motores. José Antonio, con ocho años de entrenar de manera profesional y quien cursa el último año de la licenciatura en Medicina del Deporte, hace énfasis en la importancia de efectuar una fase de calentamiento consistente en movimientos articulares de cuello, brazos, cintura, rodillas y tobillos. “El estiramiento también es vital”, dice.

El calentamiento debe durar, al menos, diez minutos; luego se puede comenzar a correr a una velocidad moderada y si la persona lo prefiere, puede correr unos minutos, después trotar y, por último, caminar.

Si solo resiste hacerlo por diez minutos, que así sea la primera semana, y aumentar gradualmente el tiempo o la distancia recorrida.

“Cada quien debe encontrar su propio ritmo, ir conociendo su cuerpo y su resistencia. Para evitar lesiones, o cuando se aspira a competir a nivel profesional, conviene asesorarse con un especialista.

”Hay que realizarse exámenes médicos previos para descartar cualquier dolencia o cuando ya se sabe que se tiene algún trastorno de salud como diabetes, enfermedad cardíaca o presión arterial elevada”, aconseja José Antonio, quien todos los días se lanza en la carrera de cumplir sus metas desde la pista.

Lucy Calderón es periodista guatemalteca, especialista en temas de salud, ciencia y ecología.

  • Comparta este artículo
Vivir

Más allá de ponerse solo las tenis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota