Vivir

Playas Guacalillo, Azul y Tárcoles pagan con basura el descuido del Valle Central

Actualizado el 28 de junio de 2015 a las 12:00 am

Vivir

Playas Guacalillo, Azul y Tárcoles pagan con basura el descuido del Valle Central

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) La suerte de Guacalillo (Rónald Pérez)

La cuenca del río Grande de Tárcoles representa el 4% del territorio nacional y abarca a 36 municipios de cinco provincias.

Nace en Cartago, se alimenta de otros ríos en San José, Heredia y Alajuela, que funcionan como afluentes y, finalmente, desemboca en Puntarenas.

El 80% de la basura que llega al mar y las playas viene del Valle Central. En este sentido, las playas Tárcoles, Azul y Guacalillo –ubicadas en la desembocadura del río Grande de Tárcoles– están pagando con basura, el mal manejo de los residuos en la Gran Área Metropolitana.

Por esa razón, y cansado de recibir la contaminación, un vecino de Quebrada Ganado, Garabito, interpuso un recurso de amparo en el 2007.

“Se está provocando un gran impacto negativo sobre las playas ubicadas en el cantón de Garabito de Puntarenas, lo cual incide en un gran daño ecológico y disminución o inhibición del desarrollo turístico de las zonas afectadas, lo que se debe a los despojos y vertedero de líquidos contaminantes que generan las condiciones ambientales y de deficiencia sanitaria en relación con la cuenca del río Grande de Tárcoles.

”Todo como consecuencia del indebido tratamiento de desechos sólidos y líquidos en cada uno de los cantones que rodean los cauces de las diferentes microcuencas que drenan el cauce principal; así se provoca un gran impacto negativo sobre las playas. Este deterioro también afecta la calidad de vida de los habitantes”, argumentó Reiner Obando en este recurso de amparo.

En dos kilómetros de recorrido, un equipo de La Nación constató que la mayoría de residuos en playa Guacalillo son plásticos. | RÓNALD PÉREZ
ampliar
En dos kilómetros de recorrido, un equipo de La Nación constató que la mayoría de residuos en playa Guacalillo son plásticos. | RÓNALD PÉREZ

La Sala Constitucional le dio la razón, ya que se incumplía con el artículo 50 de la Constitución Política, el cual defiende el derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado.

Histórico. Ese histórico fallo se conoce como Voto Garabito . Se sentó responsabilidades en una serie de ministerios, instituciones y municipalidades.

Ante el mandato de la Sala IV, en el 2008, instituciones y municipalidades unieron esfuerzos en la Comisión ABRA-Cuenca Urbana, nombre que adopta de la hoja cartográfica de la cuenca del río Grande de Tárcoles.

Actualmente, esta comisión trabaja en la parte alta y media de la subcuenca del río Virilla.

Uno de los grupos más activos es la Municipalidad de San José con su Programa de Cuencas Hidrográficas y Corredores Biológicos .

Este municipio trabaja en tres microcuencas (ríos Tiribí, Torres y María Aguilar), las cuales involucran 11 distritos.

Extracción de residuos, control de focos de contaminación y reforestación de las márgenes son parte de las acciones.

“El parque Los Conejos, en las márgenes del río Torres en Pavas, está prácticamente listo. La sombra de los árboles ha cambiado el zacate y ya va encaminado a ser bosque urbano”, contó, con orgullo, Raquel Artavia, ingeniera forestal de esta municipalidad.

infografia
  • Comparta este artículo
Vivir

Playas Guacalillo, Azul y Tárcoles pagan con basura el descuido del Valle Central

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota