Vivir

Ocho etnias costarricenses ayudan a conservar ecosistemas frágiles

Mapa revela riqueza natural bajo resguardo de indígenas

Actualizado el 13 de mayo de 2016 a las 12:00 am

Tienen el 16% de bosques húmedos; 15% de humedales y 5% de manglares

Vivir

Mapa revela riqueza natural bajo resguardo de indígenas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los pueblos indígenas son los mayores aliados en la conservación de los ecosistemas. | MANUEL VEGA /ARCHIVO

Un total de 5.844 kilómetros cuadrados del territorio nacional, entre tierra y mar, se encuentra bajo el resguardo de ocho etnias indígenas, lo cual permite que sus ecosistemas estén altamente conservados.

El modo de vida de bribris, bruncas, cabécares, chorotegas, huetares, malekus, ngöbes-bugle y térrabas, aunado a su cosmovisión, favorece el buen estado de los bosques y esto es particularmente importante para aquellos que son frágiles, como humedales, manglares, pastos marinos y corales.

Así lo revela el mapa Pueblos indígenas, áreas protegidas y ecosistemas naturales de Centroamérica, proyecto de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), que fue presentado este miércoles en el marco del Foro Indígena de las Naciones Unidas, celebrado en Nueva York (EE. UU.).

DESCARGA: mapa sobre Pueblos indígenas, áreas protegidas y ecosistemas naturales de Centroamérica

Según este mapa, cuya investigación demoró dos años, los territorios indígenas resguardan el 16% de los bosques latifoliados o húmedos existentes en el país, así como el 14,8% de los humedales y el 5,5% de los manglares.

Además, en las tierras en manos de pueblos nativos se protege el 3,2% de las playas de anidación de tortugas marinas, el 3,1% de los pastos marinos, el 2,9% de los bosques de páramo y el 1% de los corales.

En Costa Rica, 1.728 kilómetros cuadrados de áreas silvestres protegidas como parques nacionales y refugios se hallan dentro de territorios indígenas. Ese traslapo se da en el 39% del territorio centroamericano.

“Este mapa muestra que donde viven los pueblos indígenas se encontrarán los recursos naturales mejor conservados. Ellos dependen de esos recursos para sobrevivir, y el resto de la sociedad también depende de ese papel que cumplen como protectores, para el bienestar de todos nosotros”, dijo Grethel Aguilar, directora de UICN para México, América Central y Caribe.

Herramienta. Para elaborar este mapa, la UICN contó con la colaboración de 3.500 indígenas, cuyo conocimiento fue esencial para detallar elementos topográficos en sitios donde no fue posible obtener imágenes satelitales debido a factores como nubosidad.

“El mapa ha sido construido desde las comunidades; tiene su legitimidad porque han sido estas las que han dicho ‘aquí estamos nosotros; esto está pasando en nuestras comunidades’”, indicó Jesús Amadeo Martínez, presidente del Consejo Indígena Centroamericano (CICA).

Este plano pretende ser una herramienta que propicie alianzas entre Gobiernos, pueblos indígenas y ambientalistas.

“Va a permitir que las organizaciones indígenas cuenten con un instrumento que les permita incidir para tener un mayor rol en la conservación de los recursos naturales, que permita propiciar un diálogo con los Estados y con las organizaciones conservacionistas”, manifestó Ramiro Batzin, director de la Asociación Sotz’il de Guatemala y miembro del CICA.

Financieramente, el proyecto contó con fondos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, la Fundación Ford y National Geographic Society.

Región. En los siete países centroamericanos, desde Guatemala y Belice hasta Panamá, habitan 80 pueblos nativos que ocupan el 40% del del istmo.

El 44% de los bosques de la región son resguardados por estos grupos.

La mayoría de los territorios indígenas se ubican en el Caribe, donde mejor protegidos están los ecosistemas.

  • Comparta este artículo
Vivir

Mapa revela riqueza natural bajo resguardo de indígenas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota