Vivir

Mañana tendrá un conversatorio con estudiantes costarricenses

Fabien Cousteau busca romper el récord de su abuelo Jacques

Actualizado el 22 de junio de 2014 a las 12:00 am

Explorador vivirá 31 días en estación científica a 18 metros de profundidad

Va a concientizar sobre la relación del ser humano con el océano

Vivir

Fabien Cousteau busca romper el récord de su abuelo Jacques

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Fabien Cousteau es el mayor de los nietos del explorador Jacques Yves Cousteau. | CORTESÍA DE KIP EVANS/MISSION 31

Fabien Cousteau, nieto del explorador francés Jacques Yves Cousteau, pretende vivir 31 días bajo el agua y está a una semana de conseguirlo para romper así el récord que su abuelo logró hace 50 años en el mar Rojo.

El patriarca de los Cousteau fue el primero en crear un hábitat en el fondo marino apto para seres humanos y lideró un equipo de exploradores en su intento por vivir y trabajar bajo el agua en la cápsula Conshelf Two.

“Mi abuelo decía que para filmar peces, debes convertirte en pez; qué mejor manera de filmar lo desconocido que volverse un pez por 31 días”, comentó Cousteau (el nieto) antes de descender a 18 metros de profundidad.

Él y su equipo se encuentran actualmente en el Aquarius, estación de investigación submarina ubicada en el área protegida de Los Cayos en la Florida (Estados Unidos).

Día a día , el equipo de Misión 31 da cuenta de sus observaciones sobre cambio climático y los retos que presenta para la acidificación de los océanos, así como la contaminación marina con especial énfasis en el impacto de los plásticos y la pérdida de la biodiversidad por sobreexploración de los ecosistemas.

Entre otros objetivos, Misión 31 probará nuevas tecnologías para captar el comportamiento depredador-presa y obtener imágenes en tercera dimensión (3D) de la actividad nocturna del arrecife coralino.

Los investigadores también serán objeto de estudio, ya que su vivencia permitirá obtener información fisiológica y psicológica sobre la permanencia bajo el agua por un largo periodo sin luz solar y a una alta presión.

Para Misión 31, esto propiciará la discusión sobre la posibilidad de vivir en colonias submarinas; algo que Jacques Yves Cousteau planteó en el pasado.

También, los expedicionarios pretenden llamar la atención sobre la investigación en temas marinos, dados los recortes presupuestarios que han sufrido las agencias gubernamentales de Estados Unidos.

“Esto limita nuestro conocimiento en topografía oceánica y acceso a herramientas y tecnología cuando más se necesita, como en el caso de desastres como derrames de petróleo. En comparación, la exploración del espacio es financiada 100 veces más que la exploración del océano. Solo hemos explorado el 5% de nuestros océanos”, se lee en el descriptivo de Misión 31.

Concientizar. Aparte del quehacer científico, Fabien Cousteau espera que el proyecto logre concientizar sobre la conexión del ser humano y el océano a través de la exploración y el descubrimiento.

Ese afán por la educación, lo ha llevado a recibir visitas de su padre Jean-Michel Cousteau, de la exploradora de National Geographic Society, Sylvia Earle, así como del actor y activista Ian Somerhalder.

Con ellos, Cousteau entabló conversaciones a bordo del Aquarius cuyo objetivo es acercar el océano a la gente.

También, el explorador y documentalista recibe la visita virtual de escolares. De hecho, Cousteau conversará mañana con estudiantes costarricenses de la Escuela Los Delfines, ubicada en Guanacaste. Esto, gracias a alianza de la organización Misión Tiburón , ConnectOcean y Teens4oceans.

“Esta es una oportunidad para que los chicos puedan ver proyectos de investigación en otros sitios en el mundo y hablar con Fabien. Estamos emocionados; los niños siempre nos sorprenden con sus puntos de vista”, dijo Ilena Zanella, de Misión Tiburón.

  • Comparta este artículo
Vivir

Fabien Cousteau busca romper el récord de su abuelo Jacques

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota