Vivir

Dantas peligran en tramo de ruta del cerro de la Muerte

Actualizado el 01 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Los accidentes se producen entre los kilómetros 75 y 95 de la Interamericana

Comisión estudia sitios para colocar pasos de fauna y señales de tránsito

Vivir

Dantas peligran en tramo de ruta del cerro de la Muerte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El bosque depende de los tapires, ya que estos contribuyen en su arquitectura y mantenimiento. Esto debido a que son dispersores de semillas. | MARVIN CARAVACA

Tres dantas fallecieron atropelladas en el primer trimestre del año, en un sector del cerro de la Muerte, en la carretera Interamericana Sur (ruta 2).

cifras

7

atropellos de tapires ocurridos entre 2010 y 2015

3

áreas protegidas son cruzadas por esta carretera

20

kilómetros resultan críticos en cuanto atropellos

Específicamente, los accidentes con estos animales silvestres ocurrieron entre los kilómetros 75 y 95.

Así lo dio a conocer un informe del Comité Científico de la Comisión de Vías y Vida Silvestre, elaborado por las biólogas Daniela Araya, Esther Pomareda y Esmeralda Arévalo.

“Es importante saber que la gestación de una danta dura 13 meses y solo nace una cría. Así que el hecho de perder tres individuos en un periodo de tres meses es de gran impacto para la población de dantas en esta área”, comentaron las biólogas en el documento.

La danta o tapir ( Tapirus bairdii ) es el mamífero terrestre más grande del país. Puede medir dos metros y pesar entre 180 y 300 kilogramos.

Se alimentan de hojas y semillas. De hecho, el bosque depende de ellas en su arquitectura y mantenimiento.

Esto quiere decir que transportan las semillas en sus heces, las cuales van dejando en distintos sitios en el bosque, por lo que favorecen la existencia de nuevas plantas y árboles.

Es una especie en peligro de extinción debido a la pérdida de hábitat por deforestación y la cacería indiscriminada.

La preocupación de las investigadoras es que las poblaciones de dantas, ya pequeñas por esas amenazas, sigan disminuyendo a causa de los atropellos.

Sitio de atención. La zona donde han ocurrido los incidentes divide dos zonas boscosas. De un lado están la Reserva Forestal Los Santos y el Parque Nacional Los Quetzales, mientras que en el otro sector se encuentra el Parque Nacional Tapantí.

Desde el 2010, las investigadoras llevan un registro de atropellos de vida silvestre ocurridos en la red vial del país.

En total, se reportan siete atropellos de dantas en este sector de la ruta 2 y solo un avistamiento de un tapir cuando cruzaba con éxito esta carretera.

Aparte del primer trimestre del 2015, el 2013 fue el año con más reportes: se contabilizaron tres muertes por atropello y entre estas estaba la de una hembra en lactancia.

Las dantas no son las únicas afectadas en la zona. Un estudio elaborado por Junior Rubi, de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), contabilizó 106 animales muertos en la calle, 85 eran aves y 21, mamíferos.

Entre los mamíferos, los más afectados fueron el conejo de monte ( Sylvilagus dicei ) y el puercoespín ( Sphiggurus mexicanus ).

El tramo entre los kilómetros 77 y 80 presentó la mayoría de los atropellos; esto, debido a una mayor cantidad de rectas.

“Se recomienda identificar los pasos de animales, aumentar la señalización y disminuir la velocidad a 40 kilómetros por hora cuando se encuentre frente a un área silvestre protegida y atravesando esta”, sugirió Rubi .

Según Pomareda, la neblina, la geometría de la carretera y el flujo de vehículos pesados como furgones también podrían estar influyendo.

Medidas. El documento realizado por Rubi es revisado por la Comisión de Vías y Vida Silvestre, para usarlo como base para identificar sitios prioritarios donde colocar pasos de fauna que sirvan a los animales para cruzar la calle.

Los pasos de fauna pueden ser túneles subterráneos, puentes aéreos o adecuación de alcantarillas ya existentes.

Según Yocelin Ríos, funcionaria del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) e integrante de la Comisión, también se colocarán señales de tránsito para alertar a los conductores y así lograr que reduzcan la velocidad.

“Esa información técnica se cruzará con los criterios de Ingeniería de Tránsito. Ya ellos nos dirán si el punto identificado para un paso de fauna afecta o no la geometría de la carretera y, entonces, después de eso, ya se podrá colocar la señal”, dijo Ríos.

Cada señal de tránsito cuesta ¢150.000. La Comisión está buscando financiamiento, pues el país tiene necesidad de 100 rótulos de este tipo.

También se implementará una campaña de concientización dirigida a los choferes de furgones para alertarlos del problema que ocasionan los atropellos de fauna en esta carretera.

  • Comparta este artículo
Vivir

Dantas peligran en tramo de ruta del cerro de la Muerte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista

Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales y científicos. Su trabajo ha sido reconocido con premios a nivel nacional e internacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota