El estreno fue en el cine Magaly, en San José

Por: Jessica Rojas Ch. 12 octubre

El documental Gigi se presentó este miércoles en el cine Magaly, en San José. La primera proyección del filme convocó a varias personalidades de la farándula y también a personeros de la Fundación Pro Unidad de Cuidado Paliativo, organización que se verá beneficiada con lo que se recaude de la taquilla de la película para un proyecto nuevo en el que están trabajando.

Gigi es un documental de 62 minutos que narra la historia de Gihan Kanghi Monge,una mujer tica que, a sus 38 años, interrumpió los tratamientos de su cáncer colorrectal para afrontar sus últimos días de otra manera. La producción es obra de la cineasta costarricense Erika Bagnarello.

La actriz y cantante Maribel Guardia asistió al estreno del documental 'Gigi'
La actriz y cantante Maribel Guardia asistió al estreno del documental 'Gigi'

La gala de presentación sirvió también para que la doctora Lisbeth Quesada, presidenta de la Fundación Pro Cuidado Paliativo, anunciara que lo que se recaude servirá para la construcción de la Nueva Casa para los Cuidados Paliativos Pediátricos de Costa Rica, un proyecto ambicioso con el cual la fundación pretende ampliar su cobertura de atención a la totalidad de los niños que enfrentan la fase terminal de alguna enfermedad (entre ellas el cáncer).

"Nosotros en Cuidado Paliativo de la clínica del Hospital Nacional de Niños cubrimos únicamente una tercera parte de los niños de Costa Rica que necesitan de estos cuidados. Nos hemos propuesto un reto muy importante que es ampliar esa cobertura a un 100% de los niños que deben de recibir estos tratamientos", comentó la doctora Quesada en entrevista con Viva.

Quesada afirmó que para cumplir con sus metas necesitan de un lugar adecuado que les permita ofrecer los servicios. Ya la fundación dio un primer paso gracias al apoyo del diputado Jorge Rodríguez, Infocoop y el Presidente de la República, quienes tramitaron la donación de un edificio y un terreno que pertenecían al Infocoop que estaba en abandono. Las instalaciones están ubicadas en San José, cerca del Cementerio General.

En la imagen posan la doctora Lisbeth Quesada, la directora Erika Bagnarello y David Barboza, esposo de Gigi (de camisa blanca).
En la imagen posan la doctora Lisbeth Quesada, la directora Erika Bagnarello y David Barboza, esposo de Gigi (de camisa blanca).

"Necesitamos ocho millones de colones para hacer todo lo que planeamos. Hay que derribar el edificio y construir nuevas instalaciones. Allí habrá un espacio más adecuado para la rehabilitación, servicio de odontología, un hospicio para que los niños tengan la oportunidad de fallecer tranquilamente en compañía de sus familias", explicó Quesada.

La especialista se mostró agradecida con la familia de Gigi y la producción del documental quienes se mostraron anuentes a brindar apoyo para la causa que plantea la fundación. "El mensaje del documental se relaciona con nuestro trabajo: nadie es invulnerable a una pérdida, nadie le garantiza a la gente que un ser cercano no va a tener ningún problema en su vida. Es bueno tener cuidados paliativos, hay que crear consciencia de que a nosotros no nos llegan los niños en su último momento de vida, no hay nada más equivocado que esa idea. Nos llegan cerca de 100 niños con cáncer, pero hay más de 1.600 que sufren de otras enfermedades que limitan su calidad de vida y que puede durar muchos años", agregó la doctora.

Erika Bagnarello es la directora del documental 'Gigi'. El músico Federico Miranda fue el encargado de la banda sonora de la producción.
Erika Bagnarello es la directora del documental 'Gigi'. El músico Federico Miranda fue el encargado de la banda sonora de la producción.
El documental

A la presentación asistió la actriz y cantante costarricense Maribel Guardia. La artista se mostró muy comprometida con el trabajo de la fundación y aseguró que la doctora Quesada es una amiga de muchos años a quien admira por su gran labor.

Con respecto a Gigi y su historia comentó: "Esta mujer dejó un legado de amor, esperanza en la vida y de disfrutar los momentos que te quedan al máximo. Es un apoyo para quienes pasamos o pasaremos por algo parecido en la vida", dijo.

La directora Erika Bagnarello y David Barboza (viudo de Gigi) también expresaron su intención de que las ganancias que deje el documental se utilicen para la obra de la fundación.

"Son un montón de sentimientos mezclados, a estas alturas siento orgullo y alegría de ver plasmado un legado que Gigi en su momento planeó para nuestra hija y que ahora sea un motivo de ayuda social. Era un proyecto de vida de Gigi y aunque ella ya no está ella se cumple, eso me pone a pensar que todos los proyectos cuando tienen buenos fundamentos trascienden barreras; en este caso trascendió la muerte. Gigi no está, pero estamos viendo el fruto de su corazón", expresó Barboza.

En un principio la idea de la filmación de los últimos meses de vida de Gigi era para guardar una imagen para la pequeña Tea, hija de la pareja. Barboza aseguró que su hija (de cinco años y medio) aún no ha visto la producción, pero que no quiere que el momento llegue de manera apresurada y que cuenta con el apoyo de una psicóloga para tomar la decisión de cuándo verá la niña el documental.

Por su parte, la directora comentó que este trabajo es uno de los más importantes a nivel personal y profesional de su carrera.

"Fue un proceso íntimo que implica responsabilidad moral y artística donde las decisiones creativas se tomaron pensando en el factor humano y en las implicaciones que habría en su familia y en la sociedad. Uno de los objetivos era no aleccionar a nadie sino contar la historia de una manera sensible con la que cualquier persona se pudiera identificar", explicó la cineasta.

El documental Gigi estará en cartelera a partir del 26 de octubre.

Campaña para la fundación

Si desea apoyar el proyecto de la Fundación Pro Cuidados Paliativos puede hacerlo de varias maneras.

Primero le recomendamos ir al cine a ver el documental Gigi ya que el total de la taquilla será donado para la fundación. También los clientes de kölbi tienen la oportunidad de hacer donaciones por medio de un mensaje de texto con la palabra Amor a los números1721 (dona ¢1.000), 1722 (¢2.000) y 725 (¢5.000).

También puede hacer su aporte a las cuentas 001-442535-9 (del Banco de Costa Rica) y 100-01-087-001998-2 (del Banco Nacional de Costa Rica) a nombre de la fundación.