Una pareja de enamorados planea un paseo al Europa pero cortan su relación poco antes de subirse al avión. ¿Qué salió mal entre ellos? ¿Qué pasará con el viaje? En clave romántica, la sétima película de Miguel Gómez despeja todas esas dudas

Por: Alexánder Sánchez 1 marzo

Al cineasta nacional Miguel Gómez los aires europeos se le están volviendo cotidianos.

En el Viejo Continente ya filmó el éxito de taquilla Maikol Yordan de viaje perdido (2015), el documental futbolero Corre en la sangre (2016) y, más recientemente, cruzó el charco para ofrecerles a los costarricenses una nueva comedia romántica: Amor viajero (2017).

“Esas películas nos hablan de ticos en situaciones extraordinarias en lugares extraordinarios. Ese es el valor de ofrecer este tipo historias: hace valer la pena el esfuerzo de ir tan lejos ”, dijo Gómez, quien dice que, si la dicha es buena, no dudaría en hacer maletas de nuevo.

Es notorio, | LAS COSAS NO ESTÁN BIEN ENTRE MARCO (RENZO RÍMOLO) Y GABY (MONTSERRAT MONTERO). TOMAR EL AVIÓN JUNTOS SERÁ ALGO INCÓMODO. CORTESÍA DE ATÓMICA FILMS
Es notorio, | LAS COSAS NO ESTÁN BIEN ENTRE MARCO (RENZO RÍMOLO) Y GABY (MONTSERRAT MONTERO). TOMAR EL AVIÓN JUNTOS SERÁ ALGO INCÓMODO. CORTESÍA DE ATÓMICA FILMS

Caminando cerca de la Torre Eiffel, las calles de Londres y la bella ciudad de Barcelona, por la cabeza de Gómez pasan las mil y una historias que podría contar en esos lares.

Inevitablemente, ve el amor por donde mira y es por eso que decide filmar un relato tan sentimental como divertido, que tiene como su epicentro a una pareja en crisis.

Marco y Gaby son los personajes que recorren su mente y quienes tras conocer el bello distrito parisino de Montmartre puso de inmediato en el avión transoceánico. En ese instante y rumbo a su destino final en la cartelera costarricense, Amor viajero tomó un vuelo sin escalas.

Dos semanas y media –durante un noviembre del 2016–, se cocinaron las escenas del largometraje en la lejana Europa, para luego complementarse con otras realizadas en suelo tico.

“Los escenarios de Europa son particularmente románticos. Dan la sensación de estar como suspendidos en el tiempo y eso es lo que se siente con el amor, es como estar suspendido en el tiempo”, agregó Miguel Gómez, mientras detalla orgulloso que Amor viajero se rodó en locaciones de Francia, Bélgica, Inglaterra y España.

Pero en el amor las cosas no son siempre color de rosa y la nueva película lo demuestra así desde los primeros instantes de su metraje. Amor viajero –filme protagonizado por el locutor y comediante Renzo Rímolo y la actriz Montserrat Montero ( El regreso )– muestra cómo la pareja estelar no la está pasando nada bien.

Seguramente Marco y Gaby estuvieron muy enamorados, pero de un pronto a otro la relación se estanca y cae en un vacío amenazador. Todo está a punto de ser lanzado por la borda.

“La pareja está en la etapa en que deben dar el siguiente paso, pero no lo hacen. Hay miedo y varias cosas por ahí”, adelantó Gómez hace unos meses, cuando dio la primicia e hizo público su ambicioso proyecto.

“Según la trama, la pareja había planeado un viaje a Europa pero en el proceso cortan la relación. Por diferentes razones deciden hacer el viaje, cada uno por su lado, y el resto ustedes lo verán en la película”, agregó el cineasta.

La actriz Anabelle Ulloa | INTERPRETA A DOÑA LUCÍA, LA ABUELA DE MARCO. ALGÚN BUEN CONSEJO LE ESTARÁ DICIENDO A LA PAREJA.CORTESÍA DE ATÓMICA FILMS
La actriz Anabelle Ulloa | INTERPRETA A DOÑA LUCÍA, LA ABUELA DE MARCO. ALGÚN BUEN CONSEJO LE ESTARÁ DICIENDO A LA PAREJA.CORTESÍA DE ATÓMICA FILMS

El problema. El drama de Amor viajero comienza con la actitud indecisa de Marco, que irremediablemente afecta el mundo emocional de Gaby. Hace tambalear el amor y lo envuelve en una maraña de dudas y desesperanza.

“Marco le teme al compromiso, a tomar decisiones serias. Él no sabe sabe si decir sí o decir no. Eso no es bueno cuando alguien más está esperando una respuesta”, expresó Rímolo, quien aporta ciertas dosis de humor a la película.

“El humor viene de la mano de la inmadurez de Marco, básicamente de su estupidez. Gaby se une luego a provocar risas”, explicó Rímolo.

Montero, quien confesó haber visto decenas de comedias románticas para inspirarse y meterse de lleno en su pápel, está de totalmente de acuerdo con Rímolo.

“Así pasa en las comedias románticas, por lo general el personaje masculino tira más hacia lo absurdo y el femenino es el que tira más hacia el conflicto. El hombre quiere evadir y la mujer enfrentar”, dijo Montero, que llega por segunda vez a la pantalla grande luego de protagonizar la cinta El regreso , junto a Hernán Jiménez.

Para Montero, quien encarna a una Gaby que sueña con casarse y tener hijos, el principal atractivo de la cinta es que logrará llegar al público joven con una historia que toca temas de su cotidianidad y que divierte con un humor más cercano “a la comedia romántica gringa”.

“El filme Entonces nosotros , de Hernán Jiménez, es una comedia romántica que explora relaciones más maduras, Amor viajero, por su parte, va más dirigida a un público veinteañero. Tira más a la comedia que al drama y creo que es más limpia en su género”, explicó la actriz.

“Los jóvenes se identificarán con temas que de alguna forma han vivido, toca sus problemáticas. La película hace estas preguntas típicas sobre si es mejor casarse o no, si es mejor irse de la casa de los papás o no, y advierte del papel preponderante que tienen las redes sociales en sus vidas”, finalizó Montero.

El aeropuerto | JUAN SANTAMARÍA ES LOCACIÓN DE UNA DE LAS PRIMERAS ESCENAS DE LA CINTA. EN ELLA MARCO (RENZO RÍMOLO) HACE LOS ÚLTIMOS TRÁMITES PARA VOLAR HACIA EUROPA, PERO SE TOPARÁ CON UNA SORPRESA. CORTESÍA DE ATÓMICA FILMS
El aeropuerto | JUAN SANTAMARÍA ES LOCACIÓN DE UNA DE LAS PRIMERAS ESCENAS DE LA CINTA. EN ELLA MARCO (RENZO RÍMOLO) HACE LOS ÚLTIMOS TRÁMITES PARA VOLAR HACIA EUROPA, PERO SE TOPARÁ CON UNA SORPRESA. CORTESÍA DE ATÓMICA FILMS

Detalles de lujo. Amor viajero tuvo un costo de producción de $200.000, se grabó con una cámara profesional Red Dragon y para embellecer las imágenes que veremos en pantalla se utilizaron drones para tomas aéreas.

En su aventura en Europa, la cinta mostrará entre sus emblemáticas locaciones la calle que hicieron famosa los Beatles, la Abbey Road.

Además, en la cinta aparece el Park Güell de Barcelona –obra arquitectónica diseñada por Gaudí–, la zona parisina de Montmartre –donde se filmaron películas como Medianoche en París , y Normandía, en una zona cercana al lugar donde desembarcaron las tropas aliadas durante la II Guerra Mundial.

Amor viajero es una cinta para todo público y puede verse en todas la salas de cine del país.