Sucesos

Hermanos de Yerelin vieron a primo llevársela ‘a caballito’

Actualizado el 13 de junio de 2015 a las 12:00 am

Los niños contaron al papá lo sucedido el día que la menor fue vista por última vez

También hablaron sobre los abusos, al parecer perpetrados por el acusado

Sucesos

Hermanos de Yerelin vieron a primo llevársela ‘a caballito’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El calor en la sala de juicio provocó la queja de todas las partes. La jueza Mauren Sancho recurrió a unas hojas para hacer viento | JORGE ARCE

Heredia. “Ese viernes, cuando llegue, me encontré a mi esposa buscando a Yerelin. Le pregunte que por qué estaba buscándola. Me dijo que no la encontraba (...). Les pregunté a mis hijos (tienen 8 y 11 años) que si ellos sabían dónde estaba Yerelin; no me querían decir nada.

”Entonces los senté y les dije: ‘Por favor díganme dónde está Yerelin, quién se la llevó’, y lo primero que ellos me dijeronfue: ‘Papá, no podemos decir nada’. ¿Por qué? ¿Los amenazaron? ¿Quién los amenazó? Me dicen: ‘Fue Alejandro Capucho, Capucho nos amenazó que si nosotros decíamos algo, nos iba a hacer lo mismo que a Yerelin’.

”Les digo: ‘¿Y él cómo se la llevó?’ Me dice mi hijo mayor: ‘Papá, se la llevó a caballito’”.

Así empezó, este viernes por la tarde, el relato de Jorge Guzmán Benavides, padre de Yerelin Guzmán Calvo, de seis años, desaparecida desde el 11 de julio del 2014 de su casa, en Santa Rosa de Santo Domingo de Heredia.

Su declaración fue parte del primer día del juicio que se sigue contra su primo, Alejandro Guzmán Argüello, principal sospechoso de llevarse a la menor.

El imputado, conocido como Capucho, también es acusado por el Ministerio Público de cinco delitos de abusos sexuales en perjuicio tanto de Yerelin como de sus dos hermanos.

El papá de la escolar dijo que ese día fue la primera vez que sus hijos le contaron que Capucho había abusado sexualmente de ellos.

Agregó que incluso le contaron que el imputado había tomado un cuchillo para intimidarlos.

Alejandro Guzmán Argüello, conocido como Capucho, de 24 años, no quiso declarar al inicio del debate.  Dijo que antes de ser detenido se dedicaba a diferentes labores por las cuales ganaba ¢10.000 al día. Admitió  que antes fumaba marihuana, pero que tiene 10 meses de no probar la droga. | JORGE ARCE
ampliar
Alejandro Guzmán Argüello, conocido como Capucho, de 24 años, no quiso declarar al inicio del debate. Dijo que antes de ser detenido se dedicaba a diferentes labores por las cuales ganaba ¢10.000 al día. Admitió que antes fumaba marihuana, pero que tiene 10 meses de no probar la droga. | JORGE ARCE

Otros elementos. Durante el debate, que comenzó a las 8:30 a. m. y concluyó a las 5 p. m. en el Tribunal de Juicio de Heredia, también declaró Hellen Calvo Bolaños, madre de la niña desaparecida.

Sin embargo, la mujer no hizo aportes significativos; se limitó a responder preguntas de las partes y, en múltiples ocasiones, sus respuestas no fueron claras.

Incluso, la jueza Maureen Sancho González le planteó más de 30 interrogantes en procura de buscar una aclaración del por qué permitía que Alejandro Guzmán ingresara a la casa, pese a que una cuñada lo había sorprendido cuando, al parecer, intentaba abusar de la pequeña Yerelin.

PUBLICIDAD

Calvo se limitó a decir: “Yo no creía que Alejandro les hacía daño a mis hijos (...), no tuve la visibilidad de ver lo que estaba pasando”, y negó, en el interrogatorio de los jueces, haber mantenido algún tipo de relación íntima con el imputado, pese a que él pasaba gran parte del día con ella, dentro de la vivienda.

También su esposo, Jorge Guzmán, enfrentó las mismas dudas. A las consultas de los jueces sobre el tema dijo: “En algún momento, yo también dudé (de ella)... Le he hecho la misma pregunta, pero se queda callada. Ella ha sido así. Es muy fría, les gritaba (a los niños), los castigaba (...). Así es ella, muy fría”, alegó.

La pareja permanece junta, sus dos hijos varones están bajo la custodia del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y al cuidado de los abuelos maternos.

No declaró. Al iniciarse el juicio, el fiscal Bernal Rodríguez Víquez se encargó de leer el documento con la acusación, en el cual se detalló que los hechos atribuidos al imputado sucedieron entre el 2012 y 2014, en la vivienda de la familia Guzmán Calvo.

Rodríguez destacó que, para cometer los delitos, el acusado siempre sacó ventaja de su superioridad física, además de aprovechar las circunstancias, como que los niños no tenían supervisión de los progenitores.

Tras escuchar los cargos, Alejandro Guzmán optó por no declarar. En el transcurso del debate, se dedicó a tomar apuntes en unas hojas. Tampoco reaccionó cuando lo señalaban como el presunto responsable de los hechos.

Este juicio continuará el martes 16 de junio. Faltan por declarar otros nueve testigos.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Hermanos de Yerelin vieron a primo llevársela ‘a caballito’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota