Sucesos

Rocas llamadas 'escoria' aparecieron a más de 200 m de cráter activo

Vulcanólogos hallan restos de erupción magmática en el Turrialba

Actualizado el 06 de febrero de 2017 a las 06:50 pm

Especialistas del Ovsicori estiman que esto podría ser una señal de "cercanía del cuerpo magmático con la superficie"

Se estima que piedras salieron del cráter a temperaturas de entre 800 a 900 grados Celsius

Sucesos

Vulcanólogos hallan restos de erupción magmática en el Turrialba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Rocas llamadas "escoria", que son producto de una erupción magmática, fueron localizadas por vulcanólogos a una distancia de 200 metros del cráter activo del volcán Turrialba.

El hallazgo lo hicieron el pasado 26 de enero vulcanólogos del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) durante un recorrido por los flancos este y sureste del macizo, al aprovechar una breve disminución en la actividad.

El vulcanólogo Eliécer Duarte González dijo que esta es la primera vez que logran documentar –en el actual período de emanaciones– la salida de este material en forma de rocas y mencionó que algunas tenían hasta dos metros de largo.

El área cubierta con estas rocas es de unos 15.000 metros cuadrados y se ubica entre el crácter activo y el cráter  central.

Según Duarte, se presume que el material proviene de un conducto direccionado hacia el este y que la erupción no alcanzó una gran altura.

Además, dijo que la "pureza de esta erupción hace pensar en la cercanía del cuerpo magmático a la superficie", aunque prefirió no mencionar a que profundidad podría encontrarse. En anteriores ocasiones se ha estimado que se ubica a un kilómetro o kilómetro y medio de la boca del cráter.

El Turrialba, después de un largo período de reposo, comenzó a dar síntomas de reactivación en el 2002 cuando aparece una fumarola llamada árbol quemado. En el 2009 la fumarola se ensanchó y permitió una mayor salida de gas hasta el 5 de enero del 2010, cuando lanza una erupción de ceniza, 143 años después de no registrar este tipo de emanaciones.

Desde entonces el volcán registra episodios con salida abundante de ceniza y gases. Incluso, ha hecho erupciones que han alcanzado los 4.000 metros de altura.

LEA: Expertos auguran dos años más de ceniza o una erupción de 7 km para el volcán Turrialba

Novedad

Eliécer Duarte dijo que las rocas producto del magma tienen una amplia variedad de formas, texturas y pesos.

Explicó que se trata de un material que es expulsado líquido a muy altas temperaturas, entre 900 a 800 grados Celsius, y que al entrar en contacto con la temperatura ambiente, se vuelven sólido y con muchas deformaciones, por esa razón se les llama escoria.

El especialista explicó que en el caso de las rocas localizadas en el Turrialba, un 80% tienen aspecto de boñiga de vaca, pues son alargadas, relativamente livianas, con superficies porosas y filosas. Un 10% tienen una forma de corteza de bollo de pan y el restante 10% era piedra sólida. Tienen colores opacos, que van desde café oscuro hasta naranja oscuro.

En criterio de Duarte, la salida de este material magmático no estuvo acompañado de ceniza o por otros materiales, por lo limpio del terreno donde se encontraron.

En el informe del Ovsicori se detalla que la mayoría de rocas tiene un tamaño de entre 30 a 90 centímetros y algunas llegan hasta los dos metros.

Eliécer Duarte dijo que en su pasado geológico el volcán Turrialba hizo erupciones similares. Después de esa inspección, los expertos no han podido volver al mismo lugar debido a que el coloso de nuevo retormó las emanaciones de ceniza, situación que hace muy riesgosa una visita a la cima.

Estado actual

Precisamente, el Ovsicori comunicó que este lunes el volcán continuó con la emisión de ceniza casi de forma continua. La elevación de las erupciones no sobrepasa los 500 metros de altura.

Asimismo, se informó de que de nuevo se reportaron sonidos fuertes, similares a una turbina de avión, en los alrededor del volcán debido a la salida de gas.

LEA: Salida de gases del volcán Turrialba lo hacen sonar como turbina de avión

Sin embargo, desde el pasado 2 de febrero el flujo de gas se mantiene estable en 500 toneladas diarias de dióxido de azufre. A finales de enero era de 1.500 toneladas diarias, informó el Ovsicori.

Para la entidad el sonido que escuchan los pobladores es consecuencia a algún cambio en la geometría de los conductos. Entre las posibilidades es el diámetro o la longitud cambiaran puedan estar obstruidos.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Vulcanólogos hallan restos de erupción magmática en el Turrialba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios
Regresar a la nota