Entretenimiento

Líder de la banda costarricense de rock pop Porpartes

Macho Salazar, cantante de Porpartes: ‘Antes corríamos; ahora caminamos y disfrutamos’

Actualizado el 28 de enero de 2014 a las 03:16 pm

Nominado a un premio Grammy Latino y firmado en algún momento por Universal Music, Salazar es un músico incansable.

Entretenimiento

Macho Salazar, cantante de Porpartes: ‘Antes corríamos; ahora caminamos y disfrutamos’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
“Somos un poquito lerdos para trabajar”, menciona Macho Salazar, cantante de Porpartes. La agrupación costarricense de rock pop lanzó, en el 2011, su disco debut homónimo, y regresó al mercado en el 2007, con el álbum ‘Solo paz’. Su nueva producción, ‘Alegría’, saldría a la venta en el transcurso de este año. Fotografía: Eyleen Vargas.

El 19 de enero, en el debate electoral organizado por canal 7, se transmitió –varias veces– el himno de la televisora Teletica, llamado Siempre con usted , en voz de Marco “Macho” Salazar, el cantante de la banda costarricense de pop Porpartes.

Si bien el arreglo data de años ha (en dos versiones: una rock pop y otra con la Orquesta Filarmónica), muchos televidentes no supieron de su existencia hasta ese día, quedando sorprendidos de escuchar nuevamente a Salazar, una voz familiar en el país de forma intermitente durante los últimos 15 años.

Pocos sabían que su grupo también lleva varios meses pegando duro en radios, gracias al sencillo Oportunidad, que ha alcanzado los primeros lugares en las listas.

En entrevista con La Nación, Salazar contó su historia actual y el proceso que tuvo que atravesar para acercarse al lanzamiento –próximo– de Alegría, el tercer disco en estudio del grupo, del cual ha sido el único miembro constante desde 1999.

Porpartes – ‘Oportunidad’

Volver. A sus 33 años, casado y padre de un niño de nueve meses llamado Emiliano, Macho ve el mundo y la música con otra lupa.

Por eso, la reacción del público con Oportunidad lo tomó por sorpresa. “Nos ha pasado que no saben que es Porpartes. También nos han hecho el peor piropo, el que más duele: ‘Yo creí que era de un grupo de afuera’. Sin embargo, lo vamos a tomar como un cumplido”, dice.

El disco Solo paz (nominado a álbum pop del año en los Grammy Latinos del 2007) se publicó hace más de seis años. Durante la mitad de ese lapso produjo Alegría, al cual describe como el “más pop y radiable” que ha hecho. Agrega el adjetivo “antagónico”, porque un disco de amor pero a la vez es triste.

“Lo que me costó fue escribir las letras, porque nos robamos las historias de un montón de gente. Jugamos con el concepto de ‘si los árboles hablaran’, porque podrían contar un montón de historias. Escuché a gente allegada o hablaba con personas tristes, y luego escupía las canciones”, afirma Salazar.

Sobre la fecha de salida del álbum, no puede responder. “Está listo desde el año pasado, pero el país está en un momento raro; nadie le está poniendo nada de atención a nada que no sea política. Ahora es tan difícil vender un disco que el reto que tenemos es que funcionen dos buenas canciones en radio, sacar el disco y salir de gira”, dice.

PUBLICIDAD

Tiempo. Las expectativas de Macho como músico en el 2013 son diametralmente diferentes a las de 1999, cuando apenas se iniciaba en el mercado musical. “Antes corríamos; ahora caminamos y disfrutamos más de caminar”, afirma.

“Cuando sacamos el primer disco, el control lo tenían las disqueras y radios; hoy son los medios digitales”, continúa. “Las disqueras son un plus importante para efectos de explotación internacional, pero no invierten en material nuevo. Es como cuando una marca cambia la botella pero el producto sigue siendo el mismo: ahora agarran a los artistas, les hacen la liposucción, los chainean y los lanzan de nuevo”.

El tema de las disqueras reluce porque el disco debut homónimo de la banda salió bajo el sello Universal Music, en el 2001. “Teníamos un contrato por cinco discos. Eso nos trajo algo bueno y algo malo. Lo

bueno fue que era una ventana, una proyección que le daba mucha fuerza al grupo fuera del país. Lo malo fue que, por consecuencia de ofrecimientos que no se cumplieron, el grupo se destruyó”, revela.

La historia fue así: a Porpartes le ofrecieron gran exposición en México y sus integrantes se entregaron a esa oferta con alma y cuerpo. A los meses, en México les dijeron que los habían cambiado a última hora por un grupo español.

“Mis compañeros entraron en crisis, literalmente. Yo quedé muy ahuevado, porque se me fueron los compañeros y fue como volver a comenzar de cero”, cuenta.

Entonces, Macho tenía 22 años, y a pesar de las malas nuevas, quería continuar con Porpartes. Sus compañeros, en cambio, se concentraron en otros proyectos, algunos en la música y otros en campos como la animación. Macho conoció a Solón Sirias, de Espresso, quien le pidió un tema para el grupo.

Fotografía: Eyleen Vargas.
ampliar
Fotografía: Eyleen Vargas.

Tras colaborar con Espresso, Salazar se mantuvo como amigo de Mario Álvarez, quien hoy es el director musical de Porpartes y que entonces instó a Macho a continuar con el proyecto y trabajar en un segundo disco, el cual se publicó en el 2007 bajo el nombre Solo paz, con otro conjunto de músicos. Entretanto, Macho se mantenía a punta de jingles y locución comercial.

PUBLICIDAD

El ingeniero de sonido Benny Faccone, quien mezcló el disco, llamó una tarde a Macho, desde Estados Unidos. Le contó que había estado en una mesa de votación para los Grammy Latinos y que un productor brasileño propuso revisar Solo paz para la votación. Eventualmente fue nominado, junto a discos de La Quinta Estación, Jarabe de Palo, Miranda! y Jesse & Joy.

Aunque el galardón lo ganó La Quinta Estación, el haber estado nominada le abrió muchas puertas a la banda y le ayudó a vender varios miles de copias de Solo paz, un lanzamiento independiente.

No obstante, la mayor ganancia se cuenta desde las entrañas de Macho. Tanto con el primer disco como con el segundo, aprendió que, por más cerca que estuviera de tocar el cielo, nada es definitivo.

Con esa actitud encaró Alegría, en el marco de una escena musical costarricense en efervescencia. “Ahora la competencia es más sana, no tan serruchapisos , y el nivel de calidad ha subido mucho en grabaciones, videos y shows”, comenta sobre la actualidad musical del país. Sin embargo, también quisiera que los músicos no aprendan por la vía difícil, como le tocó a él; que no hagan grandes inversiones de dinero en negocios inseguros.

“No podés hacer las varas esperando nada”, concluye. Suena un pito de un carro que ondea una bandera partidista, y Salazar dice: “Ven, el país está en otras cosas”.

No obstante, también agrega: “Tenemos que disfrutar. Si estás en un colegio o en un concierto chiquitito, bien; si estás en el Festival Imperial o frente a miles de personas, bien. Hay que disfrutar cada momento y seguir para adelante”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Macho Salazar, cantante de Porpartes: ‘Antes corríamos; ahora caminamos y disfrutamos’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alessandro Solís Lerici

alessandro.solis@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista de la Revista Dominical de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Escribe sobre temas sociales, internacionales, generaciones jóvenes, crónicas, problemáticas culturales.

Ver comentarios
Regresar a la nota