Entretenimiento

Arte

El arte textil habla de milagros en la Galería Nacional

Actualizado el 26 de enero de 2014 a las 12:00 am

Tejidos y amistad. Seis costarricenses y seis polacos se reúnen en una exposición de arte textil

Entretenimiento

El arte textil habla de milagros en la Galería Nacional

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
'Milagro' (2006) es la obra que presenta el artista polaco Wlodzimierz Cygan. La pieza se elaboró utilizando lana y fibras de cabuya. Fotografía: Alonso Tenorio.

El reloj marca las 11 a. m., e ingresar a la Galería Nacional es adentrarse en una pequeña torre de Babel. Palabras en polaco y en español resuenan por el recinto y también se escuchan vocablos en inglés, que sirven como puentes para sobrepasar las barreras entre idiomas. Sin embargo, los hablantes prefieren conversar en el lenguaje universal: el arte.

Por eso, ellos presentan Cud/Milagro, una exhibición de doce piezas de arte textil que teje la amistad entre Costa Rica y Polonia por medio de imágenes acerca de la memoria y la vida.

El título de la muestra es una repetición cortés: “cud” significa “milagro” en polaco. “Buscamos un título que uniera a las dos naciones. El papa Juan Pablo II, oriundo de Polonia, será canonizado debido a que el Vaticano afirma que él obró en la desaparición de un aneurisma que afectaba a la costarricense Floriberth Mora. Nos pareció un hecho relevante”, dice Julián Ramírez, artista y director de Unamos Culturas, entidad promotora de la exposición.

No obstante, la religión es solo un punto de partida y los milagros se presentan de múltiples formas en esta exhibición. “Es una palabra muy abierta: puede hablarse del milagro de la vida o de la naturaleza. Queríamos que los expositores la interpretaran libremente. La utilizamos como tema para unir a las obras”, agrega Ramírez.

Julián Ramírez realizó la curaduría junto con al director de la Galería Nacional, Sebastián Mello, y artistas representantes de Polonia.

'Transmutación' (2014), del costarricense Cali Rivera. La obra es un ensamble de textiles. Fotografía: Alonso Tenorio.
ampliar
'Transmutación' (2014), del costarricense Cali Rivera. La obra es un ensamble de textiles. Fotografía: Alonso Tenorio.

Como resultado se ofrecen piezas que nos cobijan con sentimientos de alegría y asombro: Max Rojas teje un hermoso atardecer; Katarzyna Zimna graba, en tela, la inocencia de un recién nacido; Herbert Bolaños celebra a la diversidad cultural con colores y texturas, y Piotr Mastalerz pinta imágenes de la niñez en un largo manto.

A su vez, Cali Rivera expone Transmutación (2014), un ensamble de textiles intervenido con pintura que reúne a las religiones más extendidas en el mundo. En el manto de Rivera conviven símbolos del cristianismo, el hinduismo, el budismo y el islamismo para lograr la armonía espiritual.

“Con la pieza sugiero que las religiones son distintas formas de interpretar a una misma divinidad. Más que contrastar las diferentes creencias, yo quise evidenciar las similitudes”, explica el artista.

PUBLICIDAD

Por otra parte, la polaca Dorota Taranek se aleja de seres divinos y nos habla de un milagro muy humano: la tecnología. La pieza se titula Composición con una línea blanca vertical (2012) y celebra el arte que puede elaborarse por medio del telar de Jacquard, una máquina empleada en la producción industrial de tejidos. Los franceses Basile Bouchon, Jean-Baptiste Falcon y Jacques Vaucanson la crearon en 1805.

'Composición con línea blanca vertical' (2012), de Dorota Taranek. La obra se elaboró por medio de un telar de Jacquard. Fotografía: Galería Nacional para LN.
ampliar
'Composición con línea blanca vertical' (2012), de Dorota Taranek. La obra se elaboró por medio de un telar de Jacquard. Fotografía: Galería Nacional para LN.

“Gracias a esta máquina se inició la producción masiva de tejidos; sin embargo, también brindó muchas posibilidades para crear piezas artísticas”, afirma Taranek en un acelerado polaco, mientras que una de las organizadoras, Agnieszka Wierzbinska, trata de seguirle el paso para traducirnos sus palabras.

Desde lejos, la obra de Dorotea se camufla como una pintura abstracta con líneas divergentes, pero una mirada más cercana revela que los aparentes trazos de pintura son delicados hilos.

“Primero hice un bosquejo de la obra en papel. Luego lo trasladé a la computadora y realicé una impresión en lino por medio del telar de Jacquard”, explica la artista.

Si bien la obra de Taranek rinde homenaje a la fría maquinaria industrial, también mantiene una delicadeza de la que emana calor humano. “Para mí, lo importante es transmitir emociones”, concluye.

Li Briceño responde a la obra de Dorota con Mirari… , una instalación que rescata los tejidos artesanales elaborados con el telar vertical, máquina todavía popular en diferentes partes de Latinoamérica.

La obra presenta otro elemento tradicional que se remonta a nuestra niñez: el trompo. “Mirari significa ‘contemplar con asombro’ en latín, y es la raíz de la palabra ‘milagro’. Por medio de esta pieza contemplo el pasado y rescato elementos que ayudaron a formar nuestra identidad. En primer lugar se encuentra el telar vertical, uno de los primeros instrumentos que utilizó el ser humano para hacer tejidos con el fin de cubrirse. El telar sigue siendo parte importante de muchos pueblos de nuestro continente. También se incluyen unos trompos de antaño, los cuales nos hacen mirar nuestra niñez con alegría”, detalla Briceño.

Un primer tejido.Cud/Milagro es solo el inicio de un proyecto que pretende unir más a Polonia y Costa Rica. “Gracias a esta exposición se firmarán unos convenios para propiciar el intercambio de profesores y estudiantes entre la Universidad Nacional de Costa Rica y la Universidad Tecnológica de Lodz, en Polonia. También tenemos el objetivo de incentivar a que se firme un convenio entre la ciudad de San José y la de Lodz para robustecer la creación artística en ambos lugares”, afirma Julián Ramírez.

PUBLICIDAD
'Entretejiendo culturas' (2013), del costarricense Herberth Bolaños, se elaboró utilizando papel hecho a mano e hilos teñidos. Fotografía: Galería Nacional para LN.
ampliar
'Entretejiendo culturas' (2013), del costarricense Herberth Bolaños, se elaboró utilizando papel hecho a mano e hilos teñidos. Fotografía: Galería Nacional para LN.

En abril, la muestra se trasladará a Polonia para ser exhibida en el Museo Central de Tejidos. Además, se prevé realizar, a finales de año, una exposición con obras de estudiantes de la Universidad Nacional y de la Universidad Tecnológica de Lodz.

Los artistas que se reúnen en la exposición Cud/ Milagro se olvidan de sus idiomas y nos hablan por medio de colores y texturas. El mensaje es claro: para ellos, la belleza pende de hilos.

...

Reunión por el arte. La muestra incluye obras de los artistas costarricenses Herberth Bolaños, Li Briceño, Julián Ramírez, Cali Rivera, Max Rojas y Marianela Salgado.

A su vez, se exhiben obras de los creadores polacos Wlodzimierz Cygan, Aurelia Mandziuk-Zajaczkowska, Piotr Mastalerz, Halina Strzechowska-Ratajska, Dorota Taranek y Katarzyna Zimna.

Textiles y milagros. Cud/Milagro se ofrecerá hasta el 23 de febrero en la Galería Nacional (Museo de los Niños, San José). Horario: de lunes a viernes de 8 a. m. a 4:30 p. m.; sábados y domingos de 9:30 a. m. a 5 p. m. La entrada es gratuita. Teléfono: 2258-4929.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El arte textil habla de milagros en la Galería Nacional

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota