Nacional

Buseros se contradicen en su ofensiva contra modelo tarifario

Actualizado el 08 de abril de 2017 a las 12:00 am

Vocera de la Cámara de Transportes alega que tarifas bajan porque Aresep recortó gastos en lectores de cédulas y barras de control de pasajeros; sin embargo, transportistas reconocen que nunca han estado incluidos en fórmulas de cálculo

Nacional

Buseros se contradicen en su ofensiva contra modelo tarifario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El nuevo sistema para calcular las tarifas de autobuses se diseñó durante seis años y fue aprobado por la Aresep el 25 de febrero del 2016. El anterior tenía dos décadas de antigüedad. (Alejandro Gamboa.)

San José.

En su ofensiva para traerse abajo la nueva fórmula de Aresep para fijar tarifas de buses, los autobuseros se contradicen en lo que afirman ahora y lo que dijeron antes.

Las contradicciones saltan a la luz al comparar recientes manifestaciones de Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transporte (Canatrans), y los argumentos externados por los empresarios entre el 2015 y el 2016, cuando la metodología estaba en proceso de discusión.

El nuevo sistema para calcular las tarifas de buses se diseñó durante seis años de estudios, discusiones y audiencias públicas en las que participaron funcionarios de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y los mismos empresarios de transporte.

Luego de una cuantiosa inversión de dinero público, y de tiempo, el 25 de febrero del 2016 la Aresep, finalmente, aprobó la fórmula que vino a sustituir otra creada por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes hace dos décadas y que, por sus parámetros, era obsoleta.

La nueva metodología, desde su entrada en vigencia, ha provocado que algunas tarifas de buses hayan sido reajustadas hacia la baja.

'Se eliminaron', dice Bolaños, pero no fue así

En su acometida contra el sistema de fijación de tarifas, Silvia Bolaños, como directora ejecutiva de Canatrans, dijo en un artículo de opinión publicado el 10 de marzo en La Nación que "por decisión unilateral de la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep)" se excluyeron de la nueva metodología una serie de rubros del servicio de transporte público. Según ella, eso permitió la rebaja en cuatro tarifas autorizadas en el último año.

"Entre otros costos, se eliminaron las horas extras de los choferes, el mantenimiento para los autobuses nuevos, los filtros y equipos de seguridad, los lectores de cédulas y las barras de control. Y eso es, lógicamente, lo que está afectando la tarifa a la baja", afirmó la vocera en el artículo "Los costosos errores de la Aresep".

Esto, sin embargo, no concuerda con las objeciones planteadas a finales del 2016 por los empresarios en el expediente OT-230-2015 de la Aresep.

A partir del folio 153 de ese documento, los empresarios de Canatrans compararon variables incluidas en el modelo de ajuste anterior y el actual como parte de su oposición al método. 

En su comparación, argumentan que Aresep nunca ha reconocido ni equipos de seguridad, ni barras de control de pasajeros, ni lectores de cédula para pasajeros mayores de 65 años, que viajan gratuitamente. 

27 páginas más adelante, los empresarios más bien aspiran a que algún día la incorporación de dichos rubros sea una realidad. Por lo tanto, no pudieron haber sido recortados, como alega Bolaños, si nunca han sido reconocidos.

Las objeciones al modelo tarifario las firmaron Maritza Hernández Castañeda, presidenta de Transportes Doscientos Cinco S.A.; Andrea Rodríguez Villalobos, presidenta de la Asociación Cámara de Autobuseros de Heredia; Miguel Badilla Castro, presidente de la Asociación Cámara de Autobuseros del Atlántico y Jorge Arredondo Espinoza, presidente de la Asociación Cámara de Autobuseros y Transporstistas Unidos de Guanacaste.

El grupo forma parte de la Cámara Nacional de Transporte (Canatrans), en la cual Hernández funge como presidenta y Silvia Bolaños como directora ejecutiva. Los empresarios enviaron su oposición a la Aresep el 14 de diciembre del 2016.

Según el ente regulador, la fórmula reconocerá dichos gastos "una vez que se establezca el uso obligatorio de estos equipos".

LEA TAMBIÉN: Nuevo método para pasajes de buses acumula solo rebajas al cumplir un año

Más contradicciones

En el artículo publicado en marzo, Silvia Bolaños también afirma que el método eliminó gastos para mantenimiento de autobuses nuevos y filtros.

No obstante, en la comparación hecha por los empresarios, se confirma que ambas fórmulas (la pasada y la vigente) sí contemplan la erogación del 10% del valor de cada vehículo nuevo para mantenimiento. La única diferencia es que el método actual pone un tope del 10% del valor del autobús para este rubro.

LEA ADEMÁS: Frente Amplio procura reconciliarse con usuarios de bus y pide aplicación general de nueva metodología

Según la Aresep, la metodología incluso considera el salario de los mecánicos que dan ese mantenimiento; así como repuestos y accesorios.

Para ambos componentes, la fórmula contempla dos factores de cálculo: uno para la cantidad de mecánicos por autobús y otro para repuestos y accesorios. Estas variables se ajustan según la edad de la flota y su recorrido anual, señaló Marlon Yong, director del Centro de Desarrollo de la Regulación de Aresep.

"El recorrido anual se calcula según distancias, frecuencias y horarios autorizados por el Consejo de Transporte Público para cada ruta. Así, según la cantidad de kilómetros recorridos, se reconocen costos por el desgaste natural de su uso. La manera como esto se refleja en la tarifa es cuando se solicita un estudio tarifario", explicó Yong quien recalcó que todo esto siempre ha sido de conocimiento de los empresarios.

En su artículo, Bolaños también asegura que Aresep eliminó el reconocimiento del pago de tiempo extraordinario (horas extra) a los conductores como supuesta explicación a las rebajas.  Marlon Yong discrepa.

El funcionario explicó que la metodología sí determina cuántos conductores por autobús se requieren según las frecuencias y horarios autorizados por el CTP, para así calcular el tiempo extra fuera de la jornada regular, el día de descanso semanal, el tiempo del personal para sustituir a conductores en vacaciones, feriados, incapacidades y ausencias.

LEA TAMBIÉN: Autobuseros y 21 diputados intentan detener rebajas en pasajes

"No solo eso, a los autobuseros la fórmula les reconoce en la tarifa todas las cargas sociales de ley como los aportes a la CCSS por seguros de enfermedad y maternidad, invalidez, vejez y muerte; al Banco Popular; al Instituto Nacional de Aprendizaje; al Instituto Mixto de Ayuda Social; a los fondos de capitalización laboral y pensiones complementarias; asignaciones familiares; riesgos del trabajo; aguinaldo; vacaciones y cesantía", recalcó Yong, quien recordó esto se detalla a partir del folio 457 del expediente OT-230-2015.

  • Comparta este artículo
Nacional

Buseros se contradicen en su ofensiva contra modelo tarifario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota