Nacional

Seguridad vial

Peligro aumenta en cinco vías nacionales por obstáculos y falta de barandas

Actualizado el 18 de junio de 2014 a las 09:19 pm

Las ruta de Circunvalación y las carreteras que enlazan a San José con Cartago, Caldera, Guápiles y San Ramón son trampas mortales para sus usuarios por deficiencias en seguridad vial

Tránsito recomienda cautela y Conavi sacará la licitación para barandas solo en la Florencio del Castillo

Nacional

Peligro aumenta en cinco vías nacionales por obstáculos y falta de barandas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las rutas de Circunvalación y las carreteras que enlazan a San José con Cartago, Caldera, Guápiles y San Ramón son trampas mortales para sus usuarios por la falta de barreras de contención y obstáculos que hay en las vías.

A la falta de barreras, se suman barandas incompletas, árboles y bases de concreto para postes que están muy cerca de la carpeta asfáltica, los cuales constituyen los principales riesgos para los conductores.

Desde hace 11 años, (en el 2003) un informe del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) advirtió sobre las deficiencias en seguridad vial de estas carreteras y el peligro para la vida de quienes las transitan.

En marzo de este año, el Laboratorio remitió al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) un nuevo documento que reitera la urgencia de mejorar las condiciones de seguridad de estos cinco corredores.

Mientras, la Policía de Tránsito solo le recomienda precaución a los conductores y el Consejo Nacional de Vialidad anunció que al final de año espera colocar un nuevo sistema de protección con barreras en las carreteras.

Rutas del país presentan deficiencias en seguridad vial (La Nacion)

De acuerdo con datos oficiales del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) durante el 2013 murieron 16 personas por colisión contra objeto fijo, y en lo que va de este año la cifra de fallecidos es de nueve.

En la ruta Florencio del Castillo (San José – Cartago) el informe del Lanamme advirtió desde el 2003 sobre árboles dentro del derecho de autopista, paradas de buses sin bahía de diseño adecuado -ubicadas al margen del carril-, y cunetas y taludes profundos sin protección.

También habla de curvas peligrosas sin protección o con sistemas de contención deteriorados, de longitud insuficiente o barandas con elementos de borde inadecuado. Estas últimas, en lugar de minimizar el impacto del choque se convierten en guillotinas al contacto con el metal o el vidrio.

Además hay barandas golpeadas o deformadas por accidentes y que nunca fueron restauradas o sustituidas.

El fin de semana pasado dos personas murieron al chocar contra la base de un poste en las cercanías del peaje de la autopista Florencio del Castillo; y en el 2007 otras dos personas perdieron la vida cuando colisionaron contra otro poste cercano.

PUBLICIDAD

La falta de atención estatal a esos problemas surge pese a que el Estado ya tuvo que pagar ¢64 millones hace tres años a los familiares de los fallecidos en el 2007. En esa sentencia el Tribunal Contencioso Administrativo obligaba al MOPT a colocar barreras de seguridad en la zona del accidente, pero el plazo para cumplir la medida se venció hace dos meses y aún no están las barandas.

Sin respuesta. Luis Guillermo Loría, director del Programa de Infraestructura del Transporte del Lanamme, advierte sobre la urgencia de mejorar la seguridad vial en esas carreteras. El ingeniero explicó que las barandas sirven para contener un vehículo y evitar que se estrelle contra objetos fijos cercanos, como postes o muros de concreto.

"Cuando un conductor se sale de la vía, éste tiene mayor posibilidad de recuperar el control del vehículo y reingresar a la calzada si existe un espaldón que le permita realizar dicha maniobra", dice una carta que el Lanamme dirigió al ministro de Obras Públicas, Francisco Jiménez, en el 2012.

Según Loría, el MOPT no rindió ninguna respuesta a los informes del 2003 y el 2014 y tampoco a la carta que se le envió al exministro Jiménez.

Ante la falta de medidas de contención, el director de la Policía Tránsito, Mario Calderón, solo recomendó a quienes transiten por vías sin barandas apegarse a los límites de velocidad establecidos, evitar los adelantamientos indebidos y no conducir bajo los efectos del alcohol.

También llamó a los conductores a estar pendientes de las condiciones de llantas, frenos, escobillas, luces y demás aspectos mecánicos del vehículo.  Al manejar en condiciones lluviosas la visibilidad del conductor se reduce, lo mismo que el agarre de las llantas en la calzada, por lo que se debe viajar a menor  velocidad.

La semana entrante el Conavi publicará un cartel licitatorio para colocar una barrera en los 19 kilómetros de la Florencio del Castillo, informó Cristian Vargas, director de esa entidad, quien agregó que la inversión será de unos ¢2.200 millones.

"Esperamos que a final de año quede colocado todo el sistema de protección con las barreras", dijo Vargas.

Sobre las otras vías con problemas, Vargas dijo que se están analizando mejoras.

PUBLICIDAD

(Coloboró Luis Miguel Herrera)

infografia
  • Comparta este artículo
Nacional

Peligro aumenta en cinco vías nacionales por obstáculos y falta de barandas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota