Mundo

Participación no fue masiva

Protestas agitan a Brasil a las puertas del Mundial

Actualizado el 16 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Movimiento de los Trabajadores sin Techo es el grupo más participativo

Mandataria enfrenta panorama complejo con Mundial y elecciones

Mundo

Protestas agitan a Brasil a las puertas del Mundial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Brasil: protestas a las puertas del Mundial (AFP. Nicolas Garcia / Nelson Almeida)

Sao Paulo, BrasilAFP Al grito de “Hey, Fifa, vuelve a Suiza!”, miles de manifestantes paralizaron el tránsito ayer en varias ciudades de Brasil a solo 28 días del Mundial, mientras se multiplican las huelgas en año electoral.

Convocadas como un test de fuerza contra el gobierno, las manifestaciones solo lograron convocar a menos de 10.000 personas, según la policía, en Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia, Porto Alegre , Belho Horizonte y Manaos.

Las principales protestas tuvieron lugar en Sao Paulo, donde diferentes movimientos organizaron manifestaciones a lo largo del día en diferentes puntos de la ciudad, reuniendo en total a unas 6.000 personas.

En Recife (noreste), parte de la policía militar está en huelga y se registraron saqueos y destrozos en supermercados por parte de delicuentes que aprovecharon la falta de vigilancia. Varios fueron arrestados por policías vestidos de civil.

La jornada era percibida como una prueba de la capacidad del gobierno para contener las protestas de cara a la Copa Mundial.

Policías  impiden el paso a integrantes del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) que protestaban ayer en Sao Paulo. EFE
ampliar
Policías impiden el paso a integrantes del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) que protestaban ayer en Sao Paulo. EFE

El año pasado las protestas masivas contra el gobierno a lo largo y ancho de Brasil eclipsaron la Copa Confederaciones, un torneo de preparación para el Mundial, cuando más de un millón de personas protestaron en las calles en una sola noche.

País listo. “No tiene por qué haber ningún tipo de pánico para la recepción de tres millones de turistas brasileños y 600.000 turistas extranjeros” al Mundial, dijo el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, en el Congreso.

El expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) criticó la virulencia de la s críticas contra la organización del Mundial en Brasil y dijo que la Copa se ha politizado. La presidenta Dilma Rousseff, su heredera política, aspira a la reelección.

“El país está listo –dentro y fuera del campo de juego– para albergar una gran Copa del Mundo. Y así lo haremos”, afirmó Lula, que luchó para obtener en 2007 el derecho a organizar el Mundial.

Miles de manifestantes del Movimiento de los Trabajadores sin Techo (MTST) incendiaron neumáticos en la mañana, gritaron consignas contra el gasto público en la Copa y exigieron una vivienda digna a apenas 300 metros del estadio inaugural del Mundial, el Arena Corinthians en Sao Paulo.

Al caer la noche, otras manifestaciones, principalmente de profesores y estudiantes, convocaban a más de mil personas en la capital económica del país.

Miembros del Movimiento de Trabajadores Sin Techo protestan cerca del estadio  de Corinthians, en Sao Paulo. AFP
ampliar
Miembros del Movimiento de Trabajadores Sin Techo protestan cerca del estadio de Corinthians, en Sao Paulo. AFP

Los manifestantes eran animados por una calavera gigante, cargada por un manifestante vestido con los colores de la bandera de Brasil al que solo se le veían los pies y coronada con el trofeo de la Copa del Mundo en la cabeza.

“Estamos aquí contra la Copa. Porque Brasil tiene que cambiar. La Copa es inevitable, pero también lo es el cambio. Lo queremos todo ‘padrón FIFA’. Los hospitales, la salud, las escuelas”, dijo José Vieira, un trabajador bancario jubilado de 56 años.

Unas 700 personas protestaron en Río de Janeiro frente a la estación Central de trenes.

Los manifestantes, muchos envueltos en banderas brasileñas y con pelucas “verdeamarelas”, quemaron una enorme entrada simbólica a un partido de la Copa. Otro manifestante llevaba en hombros a un gran Fuleco, un armadillo que es la mascota de la Copa, que sostenía un cartel con la leyenda “¡FIFA go home!”.

No ven beneficio. Unos 200 manifestantes se concentraron en la estación de autobuses de Brasilia. “Al principio pensabamos que esto iba a ser beneficioso para el pueblo, pero no ha sido así y por eso el pueblo está descontento”, dijo Pedro Amarildo, un funcionario público de 50 años.

“¡Dilma, escucha, en la Copa tendrás lucha!”, coreaban los manifestantes mientras recorrían la estación, seguidos por la policía.

Algunos manifestantes cargaban cruces con los nombres de los ocho trabajadores que murieron durante las obras de los estadios.

Rousseff enfrenta un escenario complejo de cara al Mundial y a las elecciones de octubre. Los movimientos de huelga se suceden en diversos sectores.

  • Comparta este artículo
Mundo

Protestas agitan a Brasil a las puertas del Mundial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota