Mundo

Estados Unidos sanciona a ocho bancos de Corea del Norte

Actualizado el 26 de septiembre de 2017 a las 02:50 pm

Mundo

Estados Unidos sanciona a ocho bancos de Corea del Norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El presidente Donald Trump en la Casa Blanca, el martes 26 de setiembre, en Washington. (AP)

Washington

Washington anunció este martes sanciones contra ocho bancos norcoreanos y 26 ciudadanos acusados de alimentar financieramente el desarrollo del programa nuclear de Corea del Norte.

"Nuestros objetivos son bancos norcoreanos y gestores de financiación que representan a los bancos norcoreanos en el mundo", comentó el secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin, destacando la estrategia de Washington de "aislamiento total" de Pionyang para lograr la desnuclearización de la península coreana.

"Los individuos sancionados hoy son ciudadanos norcoreanos operando en China, Rusia, Libia y Emiratos Árabes Unidos en calidad de representantes de bancos norcoreanos" en esos países, precisa el Tesoro en un comunicado.

"Como consecuencia de la decisión de hoy, todos los bienes e intereses de las personas designadas estarán bloqueados o bajo control de Estados Unidos", agrega el documento.

Entre los bancos afectados por la medida figuran el Agricultural Development Bank, la Hana Banking Corporation, el International Industrial Development Bank y el Jinmyong Joint Bank.

Desde el 2008 Washington adoptó medidas contra Pionyang, sustancialmente comparables a las de la ONU, para congelar los activos de personas y empresas acusadas de estar vinculadas al programa nuclear y de desarrollo balístico norcoreano, prohibir la exportación de bienes, servicios (incluidos los financieros) y tecnología, así como nuevas inversiones en ese país.

Las sanciones también prohíben la venta de artículos de lujo y apuntan contra el suministro de carbón o metales y la operativa de empresas de energía, transporte y minería.

Las tensiones se han redoblado desde que Pionyang acusó a Washington de haberle "declarado la guerra".

Corea del Norte también dijo estar dispuesta a defenderse abatiendo bombarderos estadounidenses, en una espiral de cruces verbales belicosos con el presidente Donald Trump.

Sin embargo, la Casa Blanca tomó la iniciativa, inhabitual, de desmentir el haber abierto la puerta al conflicto con este país dotado del arma nuclear.

Horas después, en Nueva Delhi, el secretario de Defensa norteamericano, Jim Mattis, fue tajante: "nuestro objetivo es resolver todo esto de manera diplomática".

Estados Unidos "conserva paralelamente la capacidad de hacer frente a las amenazas más peligrosas de Corea del Norte (...) pero también de "apoyar a nuestros diplomáticos para contener (la crisis) el mayor tiempo posible", dijo.

LEA: ONU aprueba severas sanciones contra Corea del Norte

El acento puesto sobre la diplomacia tiene lugar en plena guerra verbal entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, tras la sexta prueba nuclear de Pionyang y sus disparos de misiles. El norte justifica su despliegue militar ante la necesidad de protegerse de Washington.

Por su parte, el jefe de la diplomacia norcoreana, Ri Yong Ho, convocó el lunes a una conferencia de prensa en Nueva York para responder a una misión realizada por bombarderos estadounidenses cerca de las costas norcoreanas, y también a las advertencias grandilocuentes de Trump.

"No hemos declarado la guerra a Corea del Norte y, francamente, tal insinuación es absurda", respondió Sarah Huckabee-Sanders, vocero del gobierno estadounidense.

LEA: Corea del Norte asegura que todo Estados Unidos está al alcance de sus misiles

A esto se añade que el aumento de la retórica bélica entre ambas partes pueda desencadenar una guerra accidentalmente.

"Nadie saldría vencedor de una guerra en la península coreana, que sería todavía peor para la región", dijo un vocero del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang, en una conferencia de prensa.

"Las provocaciones mutuas solo pueden aumentar el riesgo de una confrontación", añadió, lamentado que "últimamente escuchamos demasiados ruidos de botas".

"Esperamos que los responsables políticos en Estados Unidos y Corea del Norte tengan suficiente sentido común para comprender que recurrir a la fuerza y a la potencia militar no es una decisión viable", agregó.

Seúl también llamó a calmar el juego. Es necesario "evitar una escalada ulterior de las tensiones o enfrentamientos militares accidentales, que podrían degenerar rápidamente", dijo la ministra de Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha.

LEA: Corea del Norte acelerará su programa de armas nucleares tras sanciones

El sábado, en una demostración de fuerza, Estados Unidos hizo volar sus aviones cerca de Corea del Norte, añadiendo presión militar a las tensiones verbales.

"Desde que Estados Unidos declaró la guerra a nuestro país, tendremos todo el derecho a tomar contramedidas, incluido el derecho a derribar bombarderos estadounidenses aunque no estén dentro del espacio aéreo de nuestro país", amenazó el canciller norcoreano.

"Tenemos el derecho a volar, navegar y operar en todas partes del mundo donde esté legalmente permitido", respondió el Pentágono.

Tras esta demostración, Corea del Norte reforzó sus defensas sobre la costa oriental del país.

Kim afirmó el viernes: "castigaré con fuego al senil norteamericano mentalmente trastornado".

Trump antes le había dedicado un: "(Kim) es obviamente un demente al que no le importa privar de comida o asesinar a su pueblo, será puesto a prueba como nunca antes".

  • Comparta este artículo
Mundo

Estados Unidos sanciona a ocho bancos de Corea del Norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota