Diputado independiente niega "rotundamente" haber hablado en nombre del mandatario en consultas que hizo por dificultades de importador Juan Carlos Bolaños con material

Por: Gerardo Ruiz R., Aarón Sequeira 20 octubre

El diputado Víctor Hugo Morales Zapata confirmó haberse referido al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, como el "jefe", luego de recibir un informe por WhatsApp del viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, sobre el estado de un embarque de 20.000 toneladas de cemento chino.

Así lo manifestó Morales Zapata, la mañana de este viernes, ante la comisión legislativa que investiga las dos líneas de crédito otorgadas por el Banco de Costa Rica (BCR) a la compañía Sinocem Costa Rica, propiedad del empresario Juan Carlos Bolaños, para comprar y traer cemento de China.

El legislador, quien se declaró independiente tras dejar las tiendas del Partido Acción Ciudadana (PAC), negó "rotundamente" haber hablado a nombre del mandatario en las gestiones que realizó ante los problemas que afrontaba Bolaños para lograr el ingreso del material.

Alegó que, luego de recibir el reporte del viceministro Rodríguez sobre el embarque de cemento que estaba detenido en bahía, solo iba a informarle a Solís sobre las "líneas generales" y conversar sobre el asunto con el entonces ministro de Economía, Welmer Ramos.

El pasado 12 de octubre, el viceministro Rodríguez relató ante la misma comisión investigadora que Morales Zapata le envió un mensaje desde Guanacaste el 23 de julio del 2016, a las 7:41 a. m., para preguntarle si había novedades sobre el estado del cargamento.

En ese momento, Sinocem Costa Rica estaba a la espera de que se resolviera un recurso que presentó contra la Dirección de Aduanas por impedir el desembarque del cargamento. La decisión se tomó porque el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) no emitió la nota técnica requerida para verificar el producto.

Rodríguez relató a los diputados que informó a Morales Zapata sobre el estatus del recurso contra Aduanas y que ofreció darle otro avance el martes siguiente. Señaló que la respuesta del legislador fue: "De acuerdo Fernando. Informaré al respecto al jefe y conversaré con Wélmer" (Ramos).

Cuestión de interpretación

Morales Zapata sostuvo ante los diputados de la comisión investigadora que fue una interpretación del viceministro de Hacienda que él hablara en nombre del mandatario. "Nunca le afirmé a don Fernando que yo hablaba en nombre del presidente", comentó.

Aunque primero, ante pregunta del liberacionista Ronny Monge, dijo que no es usual que él utilice el término "jefe" para referirse a Luis Guillermo Solís, el diputado independiente sí confirmó que en el mensaje enviado el 23 de julio del 2016 sí hablaba sobre el presidente.

Ese mismo día, de acuerdo con el entonces director general de Aduanas, Benito Coghi, el viceministro le pidió informes sobre la apelación pendiente de la empresa Sinocem Costa Rica, aduciendo que el presidente estaba esperando el reporte.

Incluso, Coghi indicó ante la comisión investigadora que el funcionario de Hacienda le puntualizó que el "big chief" esperaba la información.

Este viernes, el diputado Ottón Solís, del PAC, se refirió a la contradicción entre las versiones de Morales Zapata y del viceministro.

Solís sostuvo que si el diputado dice la verdad, entonces Rodríguez miente porque habría habido una línea directa de la Casa Presidencial para que el cemento chino entrara al país y que si el viceministro dice la verdad, es Víctor Morales quien miente y que, en realidad, sí habla en nombre del presidente y este sabía de todo el asunto.

Entonces, Morales le respondió directamente a Ottón Solís: "Se ha hecho un tejido que me deja sorprendido. He dicho la verdad, nunca le dije a don Fernando que hablaba en nombre del presidente y la lógica con que usted elabora ese análisis me parece excesivamente temeraria".

"No sé en qué están motivadas las afirmaciones de don Fernando Rodríguez", apuntó el legislador independiente. Agregó: "En ningún momento yo le afirmo al viceministro que hablo en nombre del presidente".

Sostuvo que no se comunica con ningún miembro del gabinete desde la comparecencia del presidente Solís ante la comisión investigadora.

Por otra parte, alegó que esos mensajes se dieron después de que todo estaba resuelto, pero el verdiblanco Ronny Monge lo desmintió, pues el mensaje está fechado 23 de julio, antes incluso de que se diera una reunión en el Congreso, en el despacho de Morales, para hablar de las trabas al desembarque del cemento.

"Soy categórico en que mi diálogo con el presidente es siempre sobre trazos muy grandes en relación con cómo estaban planteados los temas del Plan Nacional de Desarrollo", aseguró.

Silencio sobre llamadas y alquiler de casa

El diputado Víctor Hugo Morales se negó a responder, este viernes, consultas de la frenteamplista Patricia Mora sobre el alquiler de una casa en la playa, propiedad de Juan Carlos Bolaños, y sobre las llamadas telefónicas entre ambos reportadas en un informe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Advertido por Ronny Monge sobre el procedimiento legal para negarse a responder esas preguntas, Morales entonces dijo que se abstenía de declarar por encontrarse una causa pendiente en su contra, en la Fiscalía General de la República.

Patricia Mora aseguró que no entendía en qué violenta los derechos de Morales Zapata que se le consulte sobre dónde se reunió con Luis Diego Rodríguez, asistente de Juan Carlos Bolaños, para pagarle los $4.000 por el alquiler de una casa para vacacionar.

Ante preguntas de la legisladora Sandra Piszk, del Partido Liberación Nacional (PLN), Morales negó haber intercedido en favor de Bolaños, pese a que hizo llamadas, envió mensajes y gestionó reuniones respecto al cemento que no se podía desembarcar.

Sostuvo que la información que recibió en un supermercado, en Rohrmoser, de manos de Bolaños, probablemente tenía relación con el cemento chino, aunque insistió en que físicamente conoció al importador en una reunión organizada por legisladores del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) en un salón de la Asamblea Legislativa.

Sobre esa cita, Morales Zapata aseguró que no recordaba quién lo invitó al encuentro y sostuvo que no era raro que la cita hubiera surgido "espontáneamente". Añadió que esa invitación tenía que ver con Johnny Leiva, Luis Vásquez y Gerardo Vargas Rojas, sin precisar quién de ellos la pactó.