Por: Sofía Chinchilla C. Hace 6 días

El presidente Luis Guillermo Solís se mostró esta mañana en desacuerdo con la decisión del Sinart de dejar de transmitir el Rosario y la Misa Dominical por el canal 13.

"No estoy de acuerdo con esa decisión", dijo el mandatario, quien afirmó que fue informado del cambio mediante un mensaje de WhatsApp y que él no giró directriz alguna en ese sentido.

"Durante muchos años la misa ha sido transmitida en el Sinart, y no ha habido nunca ninguna manifestación contraria a esa programación".

El presidente dio las declaraciones luego de asistir al acto de presentación de la nueva política educativa del MEP, en el teatro Melico Salazar.
El presidente dio las declaraciones luego de asistir al acto de presentación de la nueva política educativa del MEP, en el teatro Melico Salazar.

"Constituye un soporte espiritual para muchas personas que por distintas razones no pueden concurrir a las iglesias", declaró Solís, quien dijo hablar como católico y como costarricense.

De hecho, el mandatario lanzó el comentario en una rueda de prensa por iniciativa propia, es decir, sin que ningún medio le consultara su opinión.

A partir de enero del 2018, Trece Costa Rica Televisión (anteriormente llamado canal 13) dejará de transmitir estos programas con contenido católico en respuesta a una recomendación de la Defensoría de Audiencias del estatal Sinart Costa Rica Medios.

Ese órgano concluyó que, al transmitir contenidos particularmente católicos, se está violentando un principio de la ley orgánica del Sinart, que es el principio de pluralismo religioso.

La Defensoría de Audiencias recomendó que debe haber un enfoque más abierto respetando los derechos humanos de todas las poblaciones, "porque Costa Rica es un país diverso y plural; debe haber apertura a diferentes denominaciones religiosas”.

El Rosario se transmite todos los días, de 6 a. m. a 6:30 a. m., y la misa dominical, los domingos a las 9 a. m.

Al respecto, Solís dijo: "El Sinart es una institución autónoma, tiene una Junta Directiva que resuelve a partir de una serie de consideraciones de orden técnico. Me dicen que este Gobierno es uno de los que más respeta las decisiones tan constructivas internas que les da la autonomía, porque además es una figura específica de una sociedad anónima que tiene el Estado costarricense".

"Por lo tanto, no se me consultan las decisiones de programación en el Sinart, y el tema de la Santa Misa y el Rosario lo conocí el fin de semana. En un mensaje de WhatsApp, por supuesto. Se me alertó del tema, averigüé y efectivamente la decisión se tomó desde el mes de octubre".

"En lo personal no estoy de acuerdo. Es una decisión administrativa del Sinart, que está en firme, pero quería expresar como católico y como ciudadano que me parece que es perfectamente normal que esas manifestaciones de religiosidad sean también parte de la programación de un canal público", agregó.