Sugef reportó movimientos ante la Fiscalía General

Por: Natasha Cambronero 28 noviembre

Las cuatro empresas que integran el Grupo JCB, del empresario bajo arresto Juan Carlos Bolaños, movieron $151 millones (¢87.500 millones) por cuentas del Banco Nacional (BN) en un lapso de 20 meses.

Las transacciones millonarias de Bolaños eran algo habitual en el BN mientras sus compañías solicitaban financiamientos a otros bancos para importar cemento desde China.

Entre enero del 2016 y agosto del 2017, el grupo reportó ingresos por $151,5 millones en el BN, al tiempo que tuvo egresos por $151,8 millones.

Así consta en el expediente de la Fiscalía General N°. 16-13-33-TP, donde se aglutinan las investigaciones relacionadas con la importación de cemento chino, desde los créditos bancarios hasta las reformas reglamentarias.

La información proviene de la denuncia que presentó la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), a finales de setiembre, con base en datos suministrados por Banco Nacional.

El Grupo JCB movió los $151 millones mediante 11 cuentas bancarias.

Gráfico Movimiento por empresa
Gráfico Movimiento por empresa

La mayoría del dinero pasó por dos cuentas a nombre de la firma Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB; en estas, hubo movimientos por $67 millones.

Otros $43,4 millones pasaron por tres cuentas de la sociedad JCB Constructora y Alquiler.

En tercer lugar, la importadora de cemento, Sinocem Costa Rica, movió $35,5 millones en el BN, mientras que la firma JCB Distribuidora movilizó otros $5,4 millones. Cada una de estas dos empresas tenía tres cuentas bancarias.

Juan Carlos Bolaños, por su parte, en su cuenta personal tuvo ingresos por $69.600 en el mismo periodo, y egresos por $73.500.

Él actualmente descuenta tres meses de prisión preventiva mientras se le investiga por un presunto peculado con el manejo de un financiamiento que le otorgó el BCR, así como por los supuestos delitos de tráfico de influencias, denuncia calumniosa y simulación de delito.

Fue a través de dos de estas empresas, Sinocem e Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB, que Bolaños gestionó financiamientos en la banca nacional para importar cemento desde China.

El BCR le giró $39 millones a Sinocem y el Banco Popular le desembolsó otros $8,8 millones a Inversiones e Inmobiliaria para la compra de cemento en China. Entre ambas entidades, el Grupo JCB recibió $47,8 millones.

No obstante, en cemento solo se invirtieron $14 millones. El resto del dinero fue devuelto desde Hong Kong hacia cuentas del propio Bolaños en Costa Rica. La mayoría de esos recursos entró a cuentas del Banco Nacional.

El BN permitió que entre $19,5 millones y $22,7 millones regresaran a manos de Bolaños.

La Junta Directiva del Banco de Costa Rica temía que el dinero del crédito hubiese sido desviado para otro fin.

Al final, el Grupo JCB quedó debiendo $25 millones en el BCR y $4,4 millones en el Popular.

Tanto el crédito del BCR como el del BP están en la mira del Ministerio Público. En el caso del Banco de Costa Rica, hay seis personas acusadas: Bolaños y los seis miembros de la cúpula de la entidad financiera, a todos se les atribuye un supuesto peculado.

En el caso del Popular se investiga una aparente estafa, de momento. Para justificar el uso del dinero, Juan Carlos Bolaños le reportó al BCR y al BP las mismas importaciones de cemento.

Entre los movimientos de las cuentas del Grupo JCB en el BN, aparecen depósitos por casi $600.000 de Javier Rojas, quien figura como director en ocho sociedades anónimas presididas por Juan Carlos Bolaños Rojas. El dinero fue distribuido entre tres de las cuatro empresas del consorcio.

Las cuatro empresas del grupo, a su vez, le depositaron $792.000 en total a Javier Rojas.

Otra de las directoras de las empresas, de nombre Susana Castro, depositó $136.000 y le depositaron $165.000.

Las compañías de Bolaños también depositaron $954.000 en conjunto a Oceánica de Seguros. Esa asegurada fue la facilitó a Bolaños el seguro de caución que utilizó como garantía para obtener las líneas de crédito revolutivas en el BCR.