Grupo JCB también usó cuentas de otros 4 bancos para meter al sistema bancario costarricense el dinero desde Hong Kong

Por: Natasha Cambronero 26 noviembre
El empresario Juan Carlos Bolaños junto a su abogado Juan Marco Rivero, durante su comparecencia ante los diputados de la Comisión Especial Investigadora de Créditos Bancarios, el 25 de agosto del 2017. Fotografía: José Cordero
El empresario Juan Carlos Bolaños junto a su abogado Juan Marco Rivero, durante su comparecencia ante los diputados de la Comisión Especial Investigadora de Créditos Bancarios, el 25 de agosto del 2017. Fotografía: José Cordero

El polémico empresario Juan Carlos Bolaños utilizó cuentas del Banco Nacional (BN) para devolver a sus cuentas, desde Hong Kong, la mayoría del dinero que el Banco de Costa Rica (BCR) le giró a su único proveedor de cemento chino.

El BCR le prestó $39 millones a Bolaños con el compromiso de que lo utilizaría en la importación de cemento. El Banco Popular le entregó otros $8,8 millones para el mismo fin.

Entre ambos bancos, el grupo empresarial JCB recibió $47,8 millones entre el 2015 y el 2017. En el caso del BCR, los recursos se giraban de forma directa al proveedor Sinobuilding Materials Hong Kong. No obstante, en cemento solo se invirtieron unos $14 millones. ¿Qué ruta tomó el resto del dinero?

$33 millones regresaron sin problemas a cuentas de las empresas de Bolaños, en el sistema bancario nacional, y la mayoría lo hizo por el BN.

El Banco Nacional permitió que entre $19,5 millones y $22,7 millones regresaran a manos de Bolaños.

Este medio consultó al BN si comprobó el origen de los recursos cuando recibió estos fondos en cuentas en Costa Rica. La entidad financiera respondió: "Por ley, el banco está obligado al secreto bancario, y no puede referirse públicamente a detalles de cuentas bancarias o créditos, haciendo la salvedad de que en cualquiera de los casos la institución ha actuado, actúa y actuará conforme a la normativa y regulación establecida".

Para devolver el resto del dinero, Bolaños usó otros cuatro bancos: Cathay, BCR, Davivienda y Scotiabank.

Así consta en el expediente 16-13-33-TP, en el que la Fiscalía General investiga los asuntos relacionados con la importación de cemento chino, desde créditos bancarios hasta las reformas reglamentarias. La información proviene de la denuncia que presentó la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), a finales de setiembre.

Ilustración Así se devolvió el dinero girado a JCB
Ilustración Así se devolvió el dinero girado a JCB

Las devoluciones ocurrieron entre enero del 2016 y julio del 2017.

El dineró entró a cuentas de las firmas Sinocem Costa Rica, Inversiones e Inmobiliaria del Grupo JCB, JCB Constructora y Alquiler y JCB Distribuidora, las cuales integran el Grupo JCB.

Bolaños es el único accionista de esas empresas, con excepción de Sinocem, donde su esposa posee un 5% del capital accionario.

Sinobuilding Materials Hong Kong devolvió la mayor parte del dinero a Costa Rica a través del Hong Kong and Shanghai Banking Corporation Limited (HSBC). Desde ahí envió $24,7 millones hasta el BN y hasta Cathay. El segundo banco habría recibido para Bolaños entre $1,2 millones y $4,5 millones.

Otros $4,5 millones fueron devueltos desde una cuenta del HSBC Bank USA New York hasta el BCR. A su vez, $2 millones pasaron de una cuenta del Well Fargo Bank a Davivienda en Costa Rica, mientras que los restantes $1,7 millones entraron de JP Morgan Chase a Scotiabank.

Inconsistencias en giros

Fue a través de la firma Sinocem que Juan Carlos Bolaños obtuvo en el Banco de Costa Rica dos líneas de crédito revolutivas, con un tope de endeudamiento de $30 millones, para importar cemento chino, a principios del 2016. Las otras tres compañías del consorcio figuran como codeudoras.

En total, Bolaños logró que en diez meses, de febrero a noviembre del 2016, el BCR le hiciera siete giros por $38,9 millones.

A principios de este año, el Banco de Costa Rica le hizo un refinanciamiento a Sinocem, extendiéndole de seis meses a 18 meses el periodo de pago, y con el cual el empresario quedó debiendo $25 millones.

En el caso del Banco Popular, el crédito fue girado a la firma Invesiones e Inmobiliaria del Grupo JCB. En esta entidad, el Grupo JCB también quedó debiendo $4,4 millones, por lo cual el Popular se adjudicó tres propiedades.

En la mira de la Fiscalía

Las inconsistencias entre los recursos girados y las importaciones realizadas es una de las razones por las cuales el Ministerio Público acusó al empresario Juan Carlos Bolaños y seis miembros de la cúpula del BCR.

A Bolaños, la Fiscalía General le atribuye la supuesta comisión de cuatro delitos: peculado, tráfico de influencia, denuncia calumniosa y simulación de delito.

Los seis miembros de la alta gerencia del Banco también se les acusa de un presunto peculado por en apariencia facilitar la sustracción de fondos públicos.

Se trata de Mario Barrenechea Coto, gerente general, y de los miembros del Comité de Crédito: Marvin Francisco Corrales Barboza, subgerente de Banca Minorista; Andrés Víquez Lizano, subgerente de Banca Mayorista; Leonardo Acuña Alvarado, subgerente de Finanzas y Riesgo; Rodrigo Ramírez Rodríguez, director de Gestión de Créditos; y Gilberth Barrantes Campos, gerente corporativo de Riesgos y Control Interno.

Ellos fueron detenidos el 3 de noviembre y descuentan tres meses de prisión preventiva, esa medida inicialmente vence el 4 de febrero del 2018, el mismo día que se elegirá al sustituto del presidente de la República, Luis Guillermo Solís.