Préstamo con el BID por $167,5 millones fue insuficiente por mal cálculo; ahora dependen del presupuesto del MEP para ser una realidad

Por: Daniela Cerdas E. 22 noviembre
16/3/2017. Alajuela. Recorrido por el Liceo del Pacto del jocote, este se encuentra en malas condiciones y no figura en la lista de instituciones del MEP que requieren prioridad, dentro de los problemas más graves son que el tanque séptico esta roto y se encuentra frente al edificio, ninguna sala o aula tienen cielo raso, las paredes están rotas y en mal estado. Foto Adrián Soto.
16/3/2017. Alajuela. Recorrido por el Liceo del Pacto del jocote, este se encuentra en malas condiciones y no figura en la lista de instituciones del MEP que requieren prioridad, dentro de los problemas más graves son que el tanque séptico esta roto y se encuentra frente al edificio, ninguna sala o aula tienen cielo raso, las paredes están rotas y en mal estado. Foto Adrián Soto.

Formar parte de la lista de 103 centros que iban a tener instalaciones nuevas alimentó la esperanza de muchos estudiantes y docentes que reciben o dan lecciones en galerones, aulas viejas, o centros comunales.

Sin embargo, el dinero no alcanzó para todos y el MEP tomó la decisión de sacar del fideicomiso educativo 19 escuelas y colegios. Ahora pasarán a formar parte la lista de proyectos de la Dirección de Infraestructura (DIEE) del MEP, dependencia que el próximo año recibirá un 45% menos de presupuesto para la construcción o mantenimiento de centros educativos.

Entre los centros que no se construirán con el fideicomiso están el Colegio Técnico de Belén, en Heredia, el de Hatillo y La Carpio. Además, el Liceo Nuevo de Siquirres, el Liceo de Tierra Blanca, en Cartago, y el Liceo Nuevo de Corredores. Tampoco formarán parte del proyecto el Liceo de Tobosi de Cartago y el Liceo de Puriscal.

La información se desprende del informe DFOE-S OC-IF-13-2017, dado a conocer este martes por la Contraloría General de la República, en el cual informó del avance en la ejecución del fondo del fideicomiso educativo por $167,5 millones (unos¢95.000 millones al tipo de cambio actual), financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para levantar 80 centros educativos y 23 canchas techadas.

El fideicomiso lo administra el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), mientras que el MEP figura como la Unidad Supervisora del proyecto.

El Liceo Pacto del Jocote, en Alajuela, es otro de los centros que no formarán parte del fideicomiso. Este colegio fue inaugurado en el 2006 sin planta física y así se mantiene 11 años después. Actualmente, tiene 350 alumnos, funciona en un salón comunal, propiedad de la Municipalidad de Alajuela.

Allí se construyeron aulas improvisadas para combatir el hacinamiento, pero la instalación eléctrica se calienta y quema hasta los microondas. Tiene orden sanitaria del Ministerio de Salud.

El 18% de los centros que se iban a hacer con el préstamo del BID pasarán a realizarse con el presupuesto del MEP.
El 18% de los centros que se iban a hacer con el préstamo del BID pasarán a realizarse con el presupuesto del MEP.

El piso de este centro es de cemento, las paredes de madera y muchas están a punto de caerse. Ninguna de la 14 aulas tiene cielorraso y los funcionarios comen en una bodega.

Sin dinero

Marco Fallas, viceministro administrativo del Ministerio de Educación Pública (MEP), dijo a este medio meses atrás que el dinero no alcanzó para hacer todos los centros debido a que las estimaciones consideradas en el proyecto de ley del fideicomiso, aprobado en 2013, eran “referenciales” sin que existiera un estudio técnico que justificara el monto de cada iniciativa.

19/02/2016 Plaza Uruka, La Uruca. El Colegio Técnico Profesional de la Carpio es un colegio que tiene 93 alumnos y no tiene edificio, mientras se contruye, el MEP alquila unos locales comerciales en la plaza comercial Plaza La Uruka. Foto de: Diana Méndez.
19/02/2016 Plaza Uruka, La Uruca. El Colegio Técnico Profesional de la Carpio es un colegio que tiene 93 alumnos y no tiene edificio, mientras se contruye, el MEP alquila unos locales comerciales en la plaza comercial Plaza La Uruka. Foto de: Diana Méndez.

El déficit para cumplir con las obligaciones del fideicomiso oscila entre $57,8 millones (unos ¢33.000 millones) y $67,2 millones (unos ¢38.000 millones), según estimaciones de la Contraloría. Ese dinero deberá salir del presupuesto para infraestructura del MEP.

"El MEP garantiza que todos los centros incluidos en el programa del Fideicomiso tendrán el financiamiento adecuado con fondos del programa o si fuese necesario con recursos del presupuesto del Ministerio de Educación Pública, sin que esto requiera gestiones adicionales por parte de las instituciones", declaró Fallas a La Nación en febrero.

Para el próximo año, el presupuesto de las Juntas de Educación para la construcción, mantenimiento y adecuación de obras de infraestructura se verá reducido en un 45%. En el 2017, las juntas recibieron ¢138.518 millones; en el 2018 recibirán ¢76.000 millones.

La Contraloría solicitó a la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, en su informe DFOE-S OC-IF-13-2017 "definir e implementar alternativas de financiamiento que permitan hacer frente a la totalidad de obras de infraestructura pendientes".

El MEP también deberá reponer los ¢984 millones que tomó del préstamo para pagar al BID el castigo por atraso en ejecución de obras.

Según la Contraloría General de la República, al 30 de junio del 2017,se había ejecutado un 9.12% (¢8.739 millones) del total de recursos del fideicomiso. Se determinó un atraso de dos años en la utilización de los recursos transferidos por el BID en el período 2014-2016.

A la fecha, de los 103 proyectos, solo dos se han terminado: el Liceo deMata de Plátano, ubicado en El Carmen de Goicoechea, y el Liceo Rural de San Isidro de León Cortés. Además, uno se encuentra en la etapa de inicio de construcción: la Escuela Finca La Caja en La Carpio.

Ninguna de las 101 obras pendientes ha superado las etapas previas que le permitan iniciar la construcción de la obra.

Etiquetado como: