Economía

Aumento en compras en el exterior se da paralelo a caída en matanza local

Carne de res importada gana presencia en las mesas de Costa Rica

Actualizado el 01 de febrero de 2017 a las 12:00 am

Presencia del alimento foráneo creció más en el 2015 y el 2016

Corfoga cree que productor sacrifica menos hembras para reactivar las fincas

Economía

Carne de res importada gana presencia en las mesas de Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La cantidad de reses sacrificadas en Costa Rica bajó un 17,5%, entre el 2012 y el 2016, según las estadísticas de la Corporación de Fomento Ganadero (Corfoga). Eso llevó a un fuerte incremento de las importaciones de carne especialmente los dos últimos años. Aquí los corrales del matadero de la empresa Coopemontecillos, ubicados en Alajuela. | ALBERT MARÍN

La carne de res importada gana presencia en las mesas de Costa Rica, pues el volumen de las compras en el exterior aumentó un 99% entre el 2012 y el 2016, según la Corporación de Fomento Ganadero (Corfoga).

Las cifras de ea entidad establecieron que en el 2010 Costa Rica importó 4.731 toneladas de carne de res y que el año pasado la cifra fue de 9.406 toneladas.

Matanza baja (Infografía LN)

También se nota un fuerte aumento en el valor de las compras de carne en ese periodo. Pasó de $24 millones en el 2012 a $50 millones en el 2016.

Este comportamiento en las importaciones se da paralelo con una disminución en las cifras de sacrificio de animales a escala local.

La matanza, medida en cantidad de animales sacrificados, bajó un 17,5%, al comparar el 2012 con el año pasado.

Mientras que en el 2012 se sacrificaron 384.230 reses, en el 2016 la cifra fue de 317.027 bovinos, según Corfoga.

La combinación de los dos indicadores conlleva a que la carne importada ganó un poco de terreno en la mesa de los ticos.

Esto pese a que el consumo por personas se cayó un poco el periodo analizado. En el 2012 era de 15,7 kilos por persona al año y en el 2016 se ubicó en 12,4 kilos por persona al año.

Dos extremos. Leonardo Luconi, presidente de Corfoga, explicó que se pueden dar dos explicaciones al comportamiento de la situación de la matanza.

Afirmó que la primera es positiva y se sustenta en que durante el 2016 solo bajó un 1,8% el sacrificio de machos, es decir, se sigue consumiendo bastante animal de este tipo.

En cambio, la matanza de hembras bajó un 20% el año pasado, lo cual induciría a que el ganadero prefiere dejarse animales para reproducción con el objetivo de recuperar el hato.

En el extremo negativo estaría el problema de un descenso sostenido de la cantidad de reses en Costa Rica, algo que es motivo de preocupación, advirtió ayer Luconi.

Por eso, esa corporación y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) desarrollan un plan piloto para mejorar la productividad en las fincas.

El ministro del MAG, Luis Felipe Arauz, explicó que aún no tienen claro cuáles fueron las causas de la menor matanza.

Empero, recordó que el impacto de la sequía en la región Chorotega, entre el 2013 y el 2015, pudo afectar la disponibilidad de ganado para carne.

De vuelta a las importaciones, el informe estadístico de Corfoga indica que un 56% del volumen de las compras de productos cárnicos, entre enero y noviembre del 2016, provino de Nicaragua (5.279 toneladas).

Un 23% fue de Estados Unidos y otro 21% de Chile.

La cotización al ganadero también ha bajado. El kilo en canal (en el matadero) para machos cayó un 12% al comparar enero con diciembre del 2016.

  • Comparta este artículo
Economía

Carne de res importada gana presencia en las mesas de Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Marvin Barquero S.

mbarquero@nacion.com

Periodista de Economía

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

Ver comentarios
Regresar a la nota