Deportes

Selección Nacional

Los cinco secretos que transformaron a la Selección Sub-17

Actualizado el 30 de octubre de 2015 a las 05:00 pm

La llegada del Popeye Herrera, la contratación de un preparador físico de primera categoría y foguearse contra grandes equipos marcaron diferencia

Deportes

Los cinco secretos que transformaron a la Selección Sub-17

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los ticos festejan su clasificación a los cuartos de final del Mundial, dejando a Francia en el camino. (@Fedefutbol_CR)

Redacción.

La Selección Nacional Sub-17 ya hizo historia en el Mundial de Chile 2015 tras romper la barrera del cuarto partido y acceder a un quinto que le permite pensar en las semifinales. 

La hazaña de hincar a una potencia y escuadra favorita al título como Francia, en octavos de final, no es casualidad, pues previo a este torneo la representación infantil tuvo cinco secretos que le permitieron alcanzar el éxito. 

1. Llegada de Marcelo Herrera

El técnico argentino metió su mano en el equipo y luego de una sufrida clasificación a la siguiente ronda eliminatoria del premundial en Liberia (3 a 1 ante Belice y 2 a 1 frente a El Salvador), asumió el plantel que era dirigido por Luis Fernando Fallas. El Popeye no deshizo el grupo de Fallas, sino que le dio continuidad. Le cambió la mentalidad, hizo unos pequeños retoques y con el mismo grupo logró en Honduras el boleto a la Copa del Mundo Chile 2015 tras vencer en una serie de repechaje a Canadá por 3 a 0 tras pasar como segundo de grupo. El entrenador pulió al equipo en la parte táctica, pues antes de su llegada era un cuadro con claras deficiencias y muy desordenado. 

"Nadie creía en esta Selección porque dejaba muchas dudas, Marcelo empezó a trabajar con ellos con muy poco tiempo de preparación  y a pesar de que hubo gente que quería verlo fuera, nosotros lo mantuvimos. Creo que él tiene todos los elementos para trabajar con jóvenes figuras, es una persona que convence al jugador y es claro que le dio una personalidad al grupo", comentó Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol a La Nación. 

Lea también: Otra vez, Costa Rica es la sorpresa del Mundial

2. El trabajo físico de Norton Cassol

La preparación física con la que viajaron los jóvenes al Mundial ha sido determinante. El trabajo de Norton Cassol le ha permitido a la Selección Nacional jugar a la intensidad y el ritmo de una cita mundialista durante los 90 minutos e incluso llegar con fuerzas a la tanda de penales ante Francia, el jueves anterior. A Cassol lo eligió el Popeye cuando este llegó como DT pues en el primer proceso de Fallas no estuvo. 

3. Fogueos en Europa y Argentina 

La Sub-17 tuvo fogueos de lujo antes de la cita mundialista. Estuvo dos semanas en Europa, diez días en Argentina y partió cinco días previos al Mundial en Chile, en donde incluso tuvo varios fogueos contra selecciones mundialistas. Además, en el país, jugó ante la Sele Mayor, Saprissa y Alajuelense. 

"La labor que hizo la Federación para darle todas las condiciones a este equipo es un aspecto importante. Toda esa Selección tiene una inversión de más de $300 mil y la inversión tiene su recompensa, pero si uno se pone a comparar, este monto es la tercera parte de lo que invierten los franceses; ellos se foguean en Europa siempre ante los mejores", manifestó Villalobos. 

Lea también: Alexandre Guimaraes: 'Las pruebas superadas del Popeye Herrera'

4. Compañerismo y no hay estrellas 

En la Selección juvenil no hay estrellas. Todos los jugadores tienen claro su papel y cada uno sabe su rol dentro del equipo. No hay argollas ni estrellas que se crean más que nadie. "A este equipo le veo el compañerismo que tuvimos nosotros en Egipto 2009, el entrenador va a muerte con todos los jugadores, hay unión de grupo, es un plantel muy compacto, todos se apoyan, independientemente de quien juegue", agregó Danny Carvajal, mundialista de la cita en tierras egipcias, hace 6 años. 

5. Grupo bien escogido

Otro mérito de esta escuadra nacional es la escogencia del grupo de jugadores para competir. Aunque predominan futbolistas de provincias como Limón y Alajuela, hay muchachos de todas partes del país. Es un plantel muy bien repartido pues tiene dos jugadores de Guanacaste, tres de Heredia, tres de San José, uno de Puntarenas, seis de Limón y seis de Alajuela. 

"Marcelo preparó a una Selección completa. Anoche que conversé con él, me dijo que esto está comenzando, va a tener a todos sus jugadores. Llegará sin lesiones. Yo creo que hay una muy buena distribución de talentos de todo el país", argumentó Villalobos. 

  • Comparta este artículo
Deportes

Los cinco secretos que transformaron a la Selección Sub-17

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota