Deportes

Ironman 70.3 en Playas del Coco representa su regreso a este tipo de eventos

Triatleta tico vence grave accidente que amenazó con sacarlo del deporte

Actualizado el 12 de junio de 2017 a las 11:52 am

Andrés Gutiérrez entrenaba en bicicleta en Naranjo, cuando su rueda delantera rozó la trasera de un compañero, suficiente para irse al suelo.

Deportes

Triatleta tico vence grave accidente que amenazó con sacarlo del deporte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Andrés Gutiérrez tuvo que aprender a nadar de una forma distinta, el lunes anterior lo hizo en la piscina de Kurt Niehaus Swim Academy, donde realiza sus entrenamientos. (John Durán)

La fecha del accidente la tiene grabada; fue el 30 de enero de 2016. Andrés Gutiérrez venía de Naranjo en un entrenamiento de fondo en bicicleta y su rueda delantera rozó la trasera de un compañero, suficiente para irse al suelo.

En ese momento él no lo sabía, pero la caída iba a ser el inicio de una nueva vida en el deporte: un resurgir en los eventos Ironman. El día llegó, será este domingo 18 de junio en el 70.3 de Costa Rica, en Playas del Coco, donde por primera vez se realizará esta prestigiosa competencia.

"Cuando me caí di como dos vueltas, pegué con un estañón y luego quedé a la par de un portón de una casa. Ahí no podía ni moverme del dolor", afirma.

LEA: Triatleta de 70 años será el tico de mayor edad en el Ironman 70.3 Costa Rica

Recuerda que sus compañeros lo levantaron y se fueron en taxi hacia San José para, luego, ser atendido en la clínica Católica. Las consecuencias: siete costillas quebradas, la cabeza del húmero (hombro) se le partió en tres pedazos, el brazo en cuatro y perdió un músculo del manguito rotador.

Inmediatamente lo enviaron a sala de operaciones y empezó una seguidilla de cuatro cirugías durante un periodo de año y tres meses.

Andrés Gutiérrez tiene en su hombro izquierdo las marcas de las cuatro operaciones a las que fue sometido. (John Durán)

La última operación fue en setiembre de 2016, cuando le pusieron una prótesis en el hombro, porque los intentos anteriores de colocar pines y platinas para pegar el hueso no funcionaron.

Con ese procedimiento, la movilidad del brazo izquierdo se vio restringida (es zurdo), ya que solamente quedó con un 35% de la capacidad total.

"Mi familia ha sido muy importante en esta etapa. También mi entrenador Ronan Pavoni, quien desde Panamá me apoya y da instrucciones de cómo hacer las cosas", Andrés Gutiérrez.

Ya Gutiérrez sabía que su vida había dado un giro, pero en su vocabulario no parecía haber una palabra que lo desanimara para empezar la recuperación.

"El día que llegué a Estados Unidos (para su tercera operación), me ve la asistente del doctor y me dijo que si yo hacía deporte, yo le respondí, 'sí, hago triatlón' y ella dijo: 'usted era un triatlonista'".

La respuesta de Andrés ante esa última expresión fue más para él mismo que para la enfermera: "Le dije: 'usted no me conoce'.

Andrés Gutiérrez no tiene limitaciones para correr, la única disciplina en la que no se vio afectado por su lesión. (John Durán)

Casi nueve meses después de aquella anécdota está a las puertas de regresar a un medio Ironman, evento que ya ha hecho en siete ocasiones, además de sumar un Ironman completo.

"Al inicio fue bien complicado porque en el proceso de operaciones era caerse y volver a levantarse, pero yo siempre he sido muy positivo en mi vida y tenía claro que el deporte y el triatlón son mi pasión. Con una pierna, con una mano, como fuera... no iba a parar", apunta este deportista de 35 años.

(Video) Andrés Gutiérrez, triatleta

La etapa de adaptación lo obligó a experimentar en la natación y el ciclismo. Ahora nada prácticamente con un brazo, porque con el izquierdo no puede hacer la brazada completa.

Andrés cuenta que lo más difícil fue mantener el balance del cuerpo en el agua, ya que al no tener la fuerza, tiende a irse hacia el otro lado.

A la bicicleta le hizo una modificación en la hidratación, ya que le es imposible agarrar la caramañola con el otro brazo, que es el que maneja. Por eso se compró un dispensador grande y lo lleva en la manivela para tomar líquido directamente.

Él cree que los objetivos solo tomaron otro matiz, pero siguen ahí, esperando a la persona competitiva que, afirma, siempre ha sido.

"Para mí las metas empiezan otra vez, es volver de cero, porque antes hacía un tiempo de 4 horas y 23 minutos, pero sé que lastimosamente no será igual ahora. Quiero ver mis tiempos e ir superándome", concluyó.

El Ironman 70.3 consiste en 1,9 kilómetros de natación, 90 de ciclismo y 21 de atletismo.

  • Comparta este artículo
Deportes

Triatleta tico vence grave accidente que amenazó con sacarlo del deporte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fiorella Masís

fiorella.masis@nacion.com

Periodista de Deportes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre deportes alternativos.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota