Deportes

Limón gestó un buen empate

El pecado de la ansiedad fue la penitencia del Saprissa

Actualizado el 27 de enero de 2014 a las 12:00 am

La ofuscación de los delanteros morados por anotar, los puso a pecar en la definición

Limón estableció un buen bloque atrás en función del empate y casi logra la victoria

Deportes

El pecado de la ansiedad fue la penitencia del Saprissa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Descriptiva, contrastante y exacta. Son las imágenes de Daniel Colindres (26) lamentando el yerro del penal, mientras los limonenses dan gracias al cielo. | ALEXANDER OTÁROLA

Se ubicó ante el “fatídico” punto de penal. La ocasión parecía de perlas. Además, hasta aquel minuto (70), el saprissista Daniel Colindres había sido uno de los mejores hombres del encuentro. Por afán, constancia y búsqueda.

Las cifras electrónicas estaban tablas; es decir, un gol por bando.

Colindres quiso asegurar su ejecución, puesto que significaba la ventaja en el duelo. Le pegó duro y arriba. Pero, el trallazo se estrelló en el travesaño y, así, una ocasión de oro derivó en pesadilla.

“¡Pucha con la suerte!”, se habrá recriminado, entre dientes, un Colindres apasionado y exhausto.

En cuatro fechas del torneo de Verano, el Saprissa sigue sin elaborar propuestas viables para hilvanar con criterio sus avances y hacer camino entre gendarmes blindados, con destreza y buen músculo, como los que plantó ayer Limón.

Para colmo de males tibaseños, el rival fabricó a su modo unas cuantas opciones de contragolpe que bien pudieron oscurecer la sensación del mediodía luminoso y con brisa en San Juan de Tibás.

Al fin de cuentas, el 1 a 1 fue como un pálido consuelo en la intimidad del vestuario de un plantel que no encuentra el norte. Ni en su estilo de juego, ni de cara al gol.

El debut de Michel. La tribuna morada celebró el debut de Luis Ernesto Michel, el arquero mexicano.

Llamó la atención su estilo. Juega a distancia de su marco, cerca de la media luna. De modo que cuando su equipo avanza, suma como hombre de campo. Aunque, si los rivales acechan, Michel podría sufrir el riesgo de un globo a distancia, tomando en cuenta, además, el viento fuerte que sopla en la gramilla.

Inquieto, con las manos sobre su cabello, como alisándolo y buscando ideas entre líneas de su estrategia, Rónald González optó por incluir a Dylan Flores, Ariel Rodríguez y Ulises Segura en diferentes momentos de la segunda parte.

De pronto, un tiro libre de Diego Díaz sorprendió el vuelo lento del meta Michel hacia el palo de mano derecha. Golazo y ventaja del Caribe, al minuto 57.

La reacción desesperada de los locales deparó el empate al 66’, obra de Manfred Russell. Sin embargo, el timonel sacó a Marvin Angulo. Eso nos pareció extraño, pues Marvin era el ideólogo del conjunto.

PUBLICIDAD

Quizás, González pensó que había que arreciar el bombardeo sobre la portería de Román Arrieta, con misiles más directos y con menos tratamiento del balón.

Pero el tiempo se agotó, entre la ansiedad morada y las tácticas dilatorias de Limón, para extraer y custodiar su pequeño tesoro.

Saprissa 1

Titulares: Luis Michel 6; Juan Diego Madrigal 6, Gabriel Badilla 6, Kendall Waston 6, Michael Barquero 6, David Guzmán 5, Manfred Russell 6, Marvin Angulo 7, Deyber Vega 5, Josué Martínez 4, Daniel Colindres 6. D. T.: Rónald González.

Cambios: Dylan Flores 6 (Martínez, 46’); Ariel Rodríguez 6 (Vega, 57’); Ulises Segura 6 (Angulo, 67’).

Limón 1

Titulares: Román Arrieta 6; Kareen Maclean 6, Ricardo Harris 7, Albin Bennett 6, Lemark Hernández 6, Rodrigo Martella 6, Sergein James 6, Diego Díaz 6, Jesús Camacho 6, Edder Nelson 6, Steven Calderón 7. D. T.: Carlos de Toro.

Cambios: Jemark Hernández 6 (Díaz, 62’); Mayron George 7 (Martella, 67’).

Goles: 0-1(57’): Diego Díaz, de tiro libre, por falta contra él mismo. 1-1 (66’) Manfred Russell, pase de Madrigal. Árbitro: Johnny Quirós 6; Carlos Fernández, Rafael Andrade. Estadio: Ricardo Saprissa; San Juan de Tibás. 11 a. m.

  • Comparta este artículo
Deportes

El pecado de la ansiedad fue la penitencia del Saprissa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota