Archivo

El insecto que delató a Luis Fernando Burgos

Actualizado el 15 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

El insecto que delató a Luis Fernando Burgos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aunque el cadáver de Maureen Hidalgo estuvo envuelto en bolsas de jardín por tres días en Zapote, Luis Fernando Burgos no contó con que un alambre de púas rompería el plástico y dejaría expuesta a su víctima.

En esa semana hubo temporal, por lo que las moscas no habían podido poner huevos, y salieron a buscar un lugar donde hacerlo apenas percibieron que la lluvia había cedido: en el día en el que Burgos se deshizo del cuerpo de su esposa.

Luego, en una pendiente de las Vueltas de Macho Chingo, en Atenas, se halló una bolsa rota y, dentro de ella, los restos.

Cuando John Vargas, entomólogo forense del OIJ, analizó las larvas, pudo determinar el momento en el que la mosca había colonizado el cuerpo: el 14 de julio del 2006.

Por su parte, los expertos en Ciencias Forenses dictaminaron que Hidalgo había fallecido días antes, el 11 de julio del 2006.

“Lo importante de este caso es que Entomología brindó una prueba científica que le dio sustento a la hipótesis que tenía la Policía sobre cuándo había ido él a dejar el cuerpo, y también dio sentido cronológico al relato de los testigos”, señaló Vargas.

El entomólogo agregó: “La ausencia de larvas, antes del depósito del cuerpo en Atenas, demostró que estuvo embalado para no dejar rastros en la casa. Esto coincide con lo que dijo uno de los testigos durante el juicio. La pericia entomológica sostuvo toda la prueba testimonial del caso”.El 25 de setiembre del 2007, los jueces encontraron al defensor público Luis Fernando Burgos culpable del homicidio de su esposa Maureen Hidalgo, quien fue condenado a 35 años de prisión por homicidio y tenencia de armas. Burgos se suicidó en la cárcel.

Para Vargas, ese caso –que cumplió este año cinco años– marcó un antes y un después en la entomología forense en el país. Por un lado, se comprobó que la pericia está madura ya que pudo sostener el dictamen ante el embate de una defensa que el entomólogo calificó como “muy buena” y por otro lado, los jueces y los magistrados contaban con el conocimiento técnico necesario que les permitió hacer el análisis y sustentar su decisión.

  • Comparta este artículo
Archivo

El insecto que delató a Luis Fernando Burgos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista de Ambiente

Redactora en la sección Aldea Global. Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales. Recibió los premios Innovación para el Desarrollo Sostenible (2011) y Periodismo Agrícola y Desarrollo Rural (2012).

Ver comentarios
Regresar a la nota