Archivo

Presidente firmó ayer tratado de incorporación

Rusia está de fiesta por la anexión de Crimea

Actualizado el 19 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Festejos por ‘logro histórico’ en medio de ambiente cargado de patriotismo

Putin afirma que hubiese traicionado a los crimeos si no acudía a protegerlos

Archivo

Rusia está de fiesta por la anexión de Crimea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Putin ratifica incorporación de Crimea en Rusia (AFP)
Un hombre conversa con un oficial ucraniano en un puesto al aire libre –en Kiev– para reclutar voluntarios para las fuerzas militares del país.  |  AFP
ampliar
Un hombre conversa con un oficial ucraniano en un puesto al aire libre –en Kiev– para reclutar voluntarios para las fuerzas militares del país. | AFP

Moscú. AFP y EFE. El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó ayer el tratado que incorpora Crimea a Rusia mientras en la Plaza Roja millares de personas celebraban lo que medios locales denominaron “un logro histórico”.

Mientras tanto, Ucrania y las potencias occidentales condenaron sin paliativos el documento de adhesión y lo consideraron “ilegítimo e ilegal”.

Pero Putin, en un discurso patriótico, sostuvo que la estratégica península –donde está la base de la flota del mar Negro – siempre ha sido parte de la patria rusa.

“En el corazón y en la conciencia de la gente, Crimea era y es una parte inseparable de Rusia”, manifestó, al tiempo que afirmó que su país habría “traicionado” a los crimeos si no hubiera respondido a su llamado a protegerlos ante las manifestaciones de Kiev que llevaron a la destitución del presidente Viktor Yanukovich , cercano al Kremlin.

Crimea, que pertenecía a Rusia en tiempos de la Unión Soviética, fue un regalo de Nikita Jruschov a Ucrania en 1954.

Millares de rusos se congregaron ayer en la Plaza Roja, frente al Kremlin, en Moscú, para escuchar al presidente Vladimri Putin y festejar la incorporación de Crimea a territorio de Rusia.  |  AFP
ampliar
Millares de rusos se congregaron ayer en la Plaza Roja, frente al Kremlin, en Moscú, para escuchar al presidente Vladimri Putin y festejar la incorporación de Crimea a territorio de Rusia. | AFP

“No crean a los que les meten miedo sobre Rusia, que gritan que después de Crimea vendrán otras regiones”, expresó Putin para tratar de aplacar los temores de aquellos que piensan que puede volver a pasar lo mismo en el este rusófono de Ucrania.

“No queremos la escisión de Ucrania, no lo necesitamos”.

El ambiente de patriotismo se percibía en cada rincón de la Plaza Roja y se esparció hasta las bocacalles adyacentes al mayor escenario de la celebración del “retorno de Crimea a su puerto”, como lo definió Putin.

Numerosos activistas, también de otras regiones rusas, portaban banderas tricolor de Rusia, globos y retratos de Putin, quien desde un podio instalado frente a la catedral de San Basilio felicitó a Rusia y Crimea por su reunificación.

La otra cara. En Kiev, el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores convocó al encargado de negocios ruso para transmitirle una protesta por el reconocimiento de la “República de Crimea”.

El presidente ucraniano, Olexandre Turchínov, acusó a Putin de seguir el ejemplo de la Alemania nazi, que anexionó territorios antes del inicio de la II Guerra Mundial, y el ministro de Justicia, Pavlo Petrenko, aseguró que Ucrania se reserva el derecho a “nacionalizar” bienes de Rusia.

PUBLICIDAD

La canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenaron, en una conversación telefónica, la decisión de Rusia de anexar la península crimea.

Ucrania: Conflicto con Rusia entró en fase militar (AFP)

Ese paso es “contrario al derecho internacional”, dijo Merkel.

Obama pidió a los dirigentes del G7 y de la Unión Europea que se reúnan la semana próxima en La Haya, al margen de la cumbre sobre seguridad nuclear, para hablar de la situación en Ucrania.

“La anexión de Crimea es ilegal e ilegítima, y los aliados de la OTAN no la reconocerán”, advirtió –por su parte– el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, mientras el ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, anunció la suspensión de la cooperación militar con Moscú y aseguró que es muy probable que Rusia sea excluida del G8.

  • Comparta este artículo
Archivo

Rusia está de fiesta por la anexión de Crimea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota